La Ley de Cambio Climático, a votación este martes en el Parlament

El Parlament debatirá -y probablemente aprobará- este martes la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que pasa por la prohibición de la circulación de coches y motos diésel a partir de 2025 que el Govern tiene previsto subsanar con la instalación de 1.000 puntos de carga de coches eléctricos, según anunció el conseller Marc Pons el pasado julio. El líder popular en las Islas, Biel Company, calificó este lunes la Ley de «suicida» para la economía de las Islas y pidió que se retire del pleno mientras la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) señala que el proyecto puede producir «efectos negativos» y propone «alternativas». 

La ley incluye también el cierre de las centrales de energías no renovables de Es Murterar, Mahón, Eivissa y Formentera a partir de 2020.

Imagen del Parlament balear
Imagen del Parlament balear

Cierre de Es Murterar

En este sentido, el Ejecutivo Autonómico ya anunció el pasado viernes, después de una reunión con directivos de Endesa y con el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, que el cierre de Es Murterar se llevará a cabo manteniendo el 100 por cien de los trabajadores en plantilla.

Company califica la Ley de «suicida» para la economía de las Islas y pide que se retire del pleno

El líder del PP en Baleares, Biel Company, tildó este lunes la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de Baleares de «suicida» para la economía de las Islas y para los puestos de trabajo que conlleva.

Además, pidió que se retire del orden del día y en el marco de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), entregó este lunes una carta al presidente del Parlament, Baltasar Picornell, alertando del «efecto negativo» que puede tener la prohibición de la circulación de vehículos diésel desde 2025 y de otros vehículos con combustibles fósiles (diésel, gasolina, gas o híbridos) desde 2035.

En rueda de prensa, Company señaló que la CNMC deja «muy claro» que «no le gusta la Ley de Armengol» y, en este sentido, insta al Govern a «tener coherencia, por una vez en toda la legislatura» y retirarla porque sino, «se va a tener que retocar en todo», ya que «tiene demasiadas cosas como para poder ponerla encima de la mesa».

En relación al pleno de este martes, Company ha detallado que van a interpelar al conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, para saber «cuándo habrá las concesiones del transporte» y, asimismo, se preguntará durante el pleno por la Ley de Igualdad «si ha estado para hacer ‘postureo’ o se ha llevado a cabo con alguna finalidad».

La CNMC señala que el proyecto puede producir «efectos negativos» y propone «alternativas»

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, registró este lunes una carta en el Parlament dirigida al presidente del mismo, Baltasar Picornell, señalando que el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética puede producir «una serie de efectos negativos» y proponiendo «un análisis de alternativas que pudiera justificar la decisión tomada», así como la aplicación de «medidas menos gravosas».

A continuación, el presidente de la CNMC aseguró tener como objetivo «garantizar, preservar y promover el correcto funcionamiento, la transparencia y la existencia de una competencia efectiva en los mercados, en beneficio de los consumidores y usuarios».

De este modo, señaló que hay determinados aspectos que pueden suponer «potenciales restricciones» a estas competencias, como puede ser la Disposición adicional tercera del proyecto en la que se contempla la prohibición, a partir de 2025, de la circulación de motocicletas y turismos que utilicen diesel como combustible, salvo para aquellos vehículos respecto de los cuales se establezcan reglamentariamente excepciones, por razones de servicio público o de su radicación previa en el territorio balear.

«La prohibición de determinados modelos de vehículos tendrá un efecto negativo sobre la competencia en múltiples actividades como la venta de vehículos, la distribución de carburantes en estaciones de servicio, las actividades de reparación de vehículos o de alquiler de vehículos, entre otros, y todo ello en detrimento de consumidores y usuarios», lamentó.

Además, explicó que la medida «parece no ajustarse a los principios de buena regulación» porque «no parece que concurran criterios de prudencia y razonabilidad en la norma proyectada, ya que no se aportan datos que relacionen la eficacia de la prohibición con una efectiva cuantificación de la reducción de la contaminación»; y porque presenta aspectos «sustancialmente discriminatorios» al contemplar que los vehículos diesel puedan seguir circulando si cumplen una misión de servicio público o si presentan un criterio de radicación previa en el territorio.

Finalmente, criticó que no se ofrezca un análisis de alternativas que pudiera «justificar la decisión tomada», así como «medidas menos gravosas como peajes, limitaciones geográficas por zonas específicas de las islas o limitaciones horarias a la circulación».

José María Marín Quemada (Foto: Europa Press)
José María Marín Quemada (Foto: Europa Press)

Borràs defiende que «marcará el futuro» y que la CNMC «solo se ofrece a ayudar en un punto»

El diputado del PSIB en el Parlament, Damià Borràs, defendió este lunes que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética «marcará el futuro con total seguridad» de las Islas y ha apuntado que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en la carta que ha entregado al presidente del Parlament, Baltasar Picornell, «solo se ofrece a ayudar en un punto», refiriéndose a la Disposición adicional tercera, en la que se contempla la prohibición a partir de 2025 de la circulación y de otros vehículos con combustibles fósiles (diésel, gasolina, gas o híbridos) desde 2035.

En este sentido, Borràs agregó que «se cerrará el círculo» iniciado en esta legislatura, apuntando que es «imprescindible» aprobarla porque, a su juicio, «no se puede continuar por el camino del consumo».

Además, justificó que «el cambio climático existe y al no poderse parar, lo único que se puede hacer es contribuir a minimizar los efectos». En este sentido, detalló que con esta carta la CNMC da a entender que «le gusta la Ley y la ve positiva» y explicó que «no es un acuerdo» sino un ofrecimiento y, en esta línea, recordando que el organismo tiene la posibilidad legal de intervenir en los procesos de tramitación.

El diputado informó que con la Ley se va a potenciar la «transición energética» para poder cumplir con los requisitos que marca la Unión Europea (UE), reducir el efecto invernadero y la implantación de energías limpias y renovables y aseguró que está «tranquilo» de que pueda tirar hacia delante.

Damià Borras en una imagen de archivo
Damià Borras en una imagen de archivo

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.