2 técnicos del SAMU son agredidos por su paciente dentro de la ambulancia

El paciente propició "un par de empujones, poniéndose violento" (Foto: Archivo)

Dos técnicos de emergencias sanitarias del Servicio 061 del SAMU han sido agredidos la madrugada de este martes por el paciente que estaban atiendiendo, dentro de la cabina de la ambulancia. El paciente, que era trasladado desde el barrio palmesano de Santa Catalina, propinó «un par de empujones, poniéndose violento». 

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) espera que en las próximas horas la Administración tome medidas al respecto y siga el protocolo indicado para estos casos.

Preocupación en el sector

Por otra parte, el sindicato ha explicado que «el número ataques hacia los profesionales sanitarios no deja de crecer, a pesar de la creación del interlocutor policial sanitario, y de las acciones de concienciación, como la campaña que SAE emprendió el año pasado, puestas en marcha para acabar con este tipo de conductas violentas».

sae

El Govern condena «enérgicamente» la agresión

La conselleria de Salud, el Servicio de Salud y la Gerencia del 061 han condenado «enérgicamente» la agresión sufrida la noche de este lunes a dos técnicos del 061 .En un comunicado difundido este lunes, Salud ha detallado que los hechos tuvieron lugar después de que el SAMU recibiera un aviso en la calle Sant Magí por una agresión en la vía pública.

Así, la Conselleria ha explicado que el paciente colaboró con los técnicos sanitarios mientras la policía estaba presente, aunque durante el traslado se soltó el cinturón de seguridad y empezó a agredir a la técnica sanitaria dándole golpes en el cuello y en los hombros. El otro técnico, que conducía el vehículo, acudió a auxiliarla y también fue agredido en un brazo y, finalmente, la policía actuó para reducir al agresor.

En este sentido, Salud ha retierado su «enérgica condena» a «cualquier agresión, verbal o física» a los profesionales del sistema sanitario público y ha avanzado que el Servicio de Salud ha activado el protocolo previsto para estos casos, ofreciendo asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico al profesional afectado.

Finalmente, la Conselleria ha recordado que desde la reforma del Código penal (marzo de 2015) el personal del sistema sanitario público es considerado «autoridad pública», y prevé una pena de hasta cuatro años de prisión para el agresor además de avanzar que «el Servicio de Salud exigirá el máximo rigor en la aplicación de la ley».

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.