La actividad de la planta de compostaje de Ariany cesará durante este verano

Miembros del Consell han visitado este miércoles la planta de Ariany (Foto: CIM)
Miembros del Consell han visitado este miércoles la planta de Ariany (Foto: CIM)

El presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, ha visitado este miércoles las instalaciones de la fase II de la planta de metanización que está previsto que empiece las pruebas técnicas en las próximas semanas, que entre en funcionamiento de prueba en abril y que antes del verano esté a pleno rendimiento, lo que permitirá el cese del a actividad de la planta de compostaje de Ariany.

También han acudido al encuentro la consellera insular de Medio Ambiente, Sandra Espeja, el alcalde de Maria de la Salut, Guillem Jordà, y representantes de los vecinos de Ariany y Maria de la Salut.

Permitirá suspender la actividad puesto que los lodos se derivarán a la nueva instalación

Ensenyat ha destacado que de este modo “se da respuesta a una promesa del equipo de gobierno con los pueblos de Maria y de Ariany, que no era ni más ni menos que cerrar esta planta obsoleta que ha provocado durante más de una década quejas y molestias a los vecinos”.

Respuesta a una demanda histórica

Por otro lado, Espeja ha apuntado que “esta instalación además de dar respuesta a una demanda histórica de los vecinos permitirá mejorar la gestión de residuos de Mallorca, fomentar la recogida de la fracción orgánica y obtener un compuesto de mayor calidad puesto que se separarán los flujos de lugares y materia orgánica”.

El objetivo es dar el mejor tratamiento a la fracción orgánica de los residuos domésticos y comerciales, así como a los barros de depuradora

Concretamente, la fase II consiste en una nueva línea de digestión anaeróbica y valorización del biogás obtenido, con la construcción de un nuevo digestor, una nueva centrifuga y la instalación de un nuevo motor de biogás que generará energía eléctrica.

Además, se mejorarán las zonas de recepción de residuos y de pre-tratamiento. Es decir, con estas dos fases se separan mejor los flujos de tipologías de tratamiento, el que permitirá hacer compuesto solo de materia orgánica y de gran calidad.

Con las dos fases de esta planta en activo la capacidad de tratamiento pasará de 32.000 toneladas al año a 63.000.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.