Claas Relotius, de 33 años y una vergüenza para la profesión

Claas Relotius en una imagen de la web de la propia revista Der Spiegel
Claas Relotius en una imagen de la web de la propia revista Der Spiegel

El caso Relotius, periodista estrella del otrora prestigioso semanario alemán Der Spiegel, sancta sanctórum (la revista) del periodismo al menos para los universitarios de los 80, no ha hecho más que confirmar que en las redacciones se ha instalado un modo de trabajar muy alejado de lo que un mínimo Código Deontológico en condiciones es capaz de asumir. 

Un tío de 33 años, para la profesión un puro imberbe, que ha sido capaz de inventarse no una, ni dos, sino muchas historias (dicen que de las 60, una buena parte) que además han sido mega premiadas, sin que ningún filtro de sus jefes lo haya detectado, es para llevarse las manos a la cabeza.

¿Cómo Der Spiegel ha llegado a este punto?

Lo de menos, incluso es que el que ha destapado todo el montaje, haya sido un periodista español que tenía que compartir con él firma en un reportaje.

Lo peor de todo es que cuando el español Juan Moreno se dio cuenta de que muchas cosas no cuadraban, casi le cuesta el trabajo, su reputación y su futuro, porque tuvo que ser él que demostrara que lo que contaba el otro era falso.

Y además todo esto ocurre en la época donde hay hasta departamentos de Fake News: verificación de noticias 

A los periodistas de Facultad, sí los que creemos en la Universidad y en Ciencias de la Información, nos ha llamado la atención que todo esto haya ocurrido cuando en televisiones, periódicos, radios y, sobre todo, en las redes sociales, hay expertos en fake news (noticias falsas) o verificación de datos.

¿No hubo nadie que cuando leía los reportajes de este tramposo se diera cuenta de que era un fraude?, teniendo en cuenta de que escribía sobre sobre zonas o historias muy específicas, como Israel, EEUU o inmigrantes (ahí lo pilló el español). ¿Tan bien copiaba, o pensaba que en su vida nunca se iba a encontrar con un Juan Moreno que iba a poner en tela de juicio sus desmesuradas tretas periodísticas?

Él ha sido despedido, pero ¿y sus jefes?

Der Spiegel ya dijo en su día, cuando se destapó el escándalo, que lo que había ocurrido constituía el punto más bajo de su historia en 70 años. «La verdad y la mentira están mezcladas en sus textos», explicó en diciembre de 2018 ‘Der Spiegel’ en su página web.

Bueno estaría saber qué ha pasado con cada uno de los jefes que deberían haber supervisado el trabajo del mentiroso Claas.

El reportaje que hizo saltar las historias de Relotius por los aires

Como publica El País, el reportaje titulado ‘La frontera de Jaeger’ que debía ir firmado por Juan Moreno y Claas Relotius, ha destapado la gran mentira de la estrella del periodismo alemán. 

Explica este rotativo que «el reportero  (Juan Moreno) estaba en México, cubriendo la caravana de migrantes, cuando le llamaron de la revista y le dijeron que iba a escribir un reportaje conjunto con Relotius, la gran pluma de la publicación. Moreno acompañaría a un migrante hasta la frontera y contaría el viaje, y en Estados Unidos Relotius se empotraría en un grupo de milicianos civiles dispuestos a frenar la llegada de migrantes».

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.