El jefe de Nefrología de Son Espases, un nombramiento a dedo en tela de juicio

11 de los 12 médicos de Nefrología de Son Espases votaron en contra del nuevo jefe (Foto: María Jesús Almendárizl)
11 de los 12 médicos de Nefrología de Son Espases votaron en contra del nuevo jefe (Foto: María Jesús Almendárizl)

El polémico nombramiento del jefe de Nefrología en el hospital de Son Espases, lejos de bajar de tono continúa generando reacciones y más que las habrá tras la intervención de este martes de la titular de Salud del Govern balear, ya que el PP pide en el Parlament explicaciones a la consellera Patricia Gómez. Desde el IbSalut se nombró a Joan Buades como nuevo jefe del equipo de Nefrología y los populares denuncian que la designación se ha realizado nada más y nada menos que «en contra de la opinión de 11 de los 12 médicos que integran esta unidad.

El dictamen del comité asesor encargado de valorar el proceso de selección, que apoyaban el nombramiento de Gonzalo Gómez, responsable en funciones del servicio durante los últimos años, también ha sido en contra de este nombramiento que continúa en tela de juicio.

Un nombramiento «a dedo»

Según el PP, los facultativos critican la nula transparencia en el proceso de designación del nuevo responsable y el hecho de que ni siquiera exista un acta firmada con la valoración del comité asesor, por lo que han acusado al gerente de Son Espases y al director general del Ib-Salut, el socialista Juli Fuster, de «digitar el candidato por afinidad e interés político».

¿Por qué han nombrado a Buades?

El diputado popular Vicent Serra preguntará a la consellera este martes, en el turno de control al Govern, si considera que ha sido transparente el proceso de selección del jefe del servicio de Nefrología de Son Espases.

También preguntará cuáles han sido las razones que han llevado a la gerencia del hospital y a la dirección gdel Ib-Salut a no nombrar al candidato que respaldaban la mayoría de los facultativos del servicio.

Y otras asociaciones también cuestionan el polémico nombramiento

Por su parte desde la Associació per a la Defensa de la Sanitat Pública de les Illes Balears (ADSP-IB), han mostrado su preocupación «por el procedimiento vigente para la asignación de plazas de Jefes de Servicio por parte del Servei de Salut, muy alejado de los necesarios criterios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, los cuales son inexcusables cuando es convocada una plaza en la administración pública», subrayan.

El Ibsalut debe explicar por qué se eligió a Buades y no Gonzalo Gómez

En su opinión, «el Servei de Salut de les IB debe explicar con absoluta claridad cuáles fueron los mecanismos seguidos para hacer pública la convocatoria de la jefatura del servicio de nefrología, cuáles han sido los criterios y los resultados de la baremación a la que se han sometido los aspirantes así como el informe del comité asesor nombrado a tal efecto».

Leer más: Gómez insiste: La elección del nuevo jefe de Nefrología ha sido transparente

¿Por qué no se exige la dedicación exclusiva?

Desde la ADSP-IB consideran «inadmisible que en las convocatorias para cubrir plazas de jefes de servicio médico no se exija el requisito de dedicación exclusiva. Máxime en este caso, donde la progresiva concertación de hemodiálisis en centros privados hace más necesaria, si cabe, la exigencia de incompatibilidad entre la jefatura de servicio y el trabajo en el ámbito sanitario privado para evitar el conflicto de intereses en la gestión de un área tan importante de la actividad sanitaria».

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.