El alcalde de Escorca critica que se pierda la marca y la embotelladora Binifaldó

La embotelladora será derruida y la casa vieja convertida en refugio de montaña (Foto: Caib)
La embotelladora será derruida y la casa vieja convertida en refugio de montaña (Foto: Caib)

El alcalde de Escorca Toni Solivellas ha mostrado su disconformidad después de que la vicepresidenta del Govern, Bel Busquets, acompañada del conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, hayan visitado este fin de semana la antigua planta embotelladora de agua Binifaldó en Escorca que va a ser derruida. La casa vieja será recuperada como refugio de montaña. Para el alcalde del PP ésta no es una buena decisión, ya que “supone perder una explotación del agua de más calidad reconocida por Sanidad. Una marca propiedad del Govern en plena Serra de Tramuntana que se dejará perder”, ha subrayado el primer edil. 

La finca pública de Binifaldó será recuperada medioambientalmente con medio millón de euros (500.000€) de la ecotasa.

En los próximos meses se derribará la fábrica

Durante los próximos meses, se ejecutará un proyecto financiado por el impuesto de turismo sostenible (ITS) que tiene como objetivo derribar la parte más moderna de la antigua embotelladora, descontaminar y recuperar medioambientalmente la zona y adecuar el principio de la subida al Puig Tomir, para hacerlo más seguro y accesible, según ha informado el Govern balear.

¿En qué consiste el proyecto?

El proyecto, con una dotación de 503.941,87 €, responde a los objetivos prioritarios del Plan Anual de Impulso de Turismo sostenible de 2018: conservación del paisaje, divulgación de espacios de relevancia ambiental y la rehabilitación, adquisición o mantenimiento del patrimonio cultural.

Busquets ha destacado, en este sentido, que “de los 200 millones de euros que hemos podido recaudar gracias a las aportaciones de nuestros visitantes desde el verano de 2016, hemos invertido la mitad en proyectos medioambientales”. Vidal, por su parte, ha subrayado que “tenemos, en el marco incomparable de la Serra de Tramuntana, un impacto ambiental fuerte y es nuestra obligación restaurarlo y recuperar un hábitat singular como es el de este encinar con una fuente que da agua de primera calidad”.

Recuperar la zona de los años 50

El objetivo del proyecto es recuperar el hábitat natural y dejar la zona tal como estaba en los años 50. Por eso, se derribará la nave industrial, de unos 1200 metros cuadrados, se retirará el hormigón existente, se restaurará la casa vieja para dedicarla a un refugio de montaña, se acompañará el camino de subida al Puig Tomir y se recuperará la naturalidad de la zona plantando las plantas propias del encinar de montaña.

Los pasos a seguir

En primer lugar, se retirarán los restos de maquinaria del interior de la embotelladora y se contratará a una empresa autorizada para retirar toda la cubierta de fibrocemento. Posteriormente, se descontaminará un gran depósito de combustible que hay para alimentar los generadores de la embotelladora.

Una vez todo retirado, se derribará con maquinaria pesada y se seleccionarán los diferentes tipos de derribos que salgan para llevarlos a la planta de tratamiento. El talud de la construcción se mantendrá con el fin de evitar el avance del arrastradero que hay en la parte de encima de la embotelladora, y aguantar los dos depósitos de agua existentes. Estos dos aljibes se mantendrán para cubrir las necesidades del vivero forestal en la finca de Menut, ya que hay una conducción hasta el vivero.

Una embotelladora que cerró en 2008

La comercialización del agua de la Fuente desde Pedregaret, en el regazo del Puig Tomir, empezó los años 50. Hacia los años 70 y 80, se amplió la nave industrial, que cerró en el 2008 cuando el concesionario quebró.

Desde entonces, esta infraestructura ha sufrido vandalismo y robos. La falta de mantenimiento ha provocado que todo el edificio, pero especialmente el tejado, hayan quedado muy estropeados y hagan peligroso mantenerla de pie. De hecho, en el 2018 el Instituto Balear de la Natura (que gestiona la finca) tapió todas las puertas y ventanas para prevenir que la gente pueda entrar y hacerse daño.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.