Ocultamiento de información por parte de la Delegación de Gobierno en Baleares

La situación de ocultación siempre va vinculada con la transparencia, cuestión que debe ser una característica per se de todas las administraciones públicas.

El 22 de noviembre del año pasado, en calidad de Diputado del Parlament de les Illes Balears, en base a lo que dicta el artículo 15.1 del Reglament de les Illes Balears, para poder ejercer como representante de la ciudadanía recabando información, solicité información a la Delegación de Gobierno en Illes Balears que encabeza la señora Rosario Sánchez.

La respuesta, lastimosa en primer lugar, no deja lugar a dudas de querer esconder y ocultar información a un representante de los ciudadanos baleares. En dicha solicitud, requería información al respecto de los efectivos de las fuerzas de seguridad del estado español en nuestra comunidad, además de las unidades específicas encargadas de velar contra la violencia de género. A esta información, también se añadía la solicitud de información al respecto del número de víctimas de esta violencia que está afectando tanto a nuestra sociedad, todo con el objetivo de poder, desde mi trabajo como representante, paliar estas injusticias.

Además de la información anteriormente mencionada, solicité información el pasado 22 febrero sobre inspectores de trabajo que tenemos en las islas y especialmente para la isla de Eivissa. Una cuestión muy importante y necesaria para combatir la precariedad laboral existente en nuestras isla. Es necesario conocer las precariedades en nuestro sistema para poder combatir de verdad el fraude laboral y las injusticias cometidas con los trabajadores.

Se me dio respuesta el 22 de febrero, cerca de 2 meses después, y todo gracias a que mi asesor, Miguel Carranza, se aproximó a las dependencias de la Delegación de Gobierno, para conocer el estado de la solicitud dada la nula respuesta en las semanas transcurridas.

La respuesta distó mucho de ser una respuesta de una administración de ámbito estatal, en la que se le decía que no podían dar datos actuales de las fuerzas de seguridad, siendo que la información solicitada no se ceñía a ese aspecto. Mi asesor le hizo énfasis, y la respuesta obtenida dejó entrever que ni siquiera se habían dignado a girar la primer página del documento de solicitud de dicha información.

La respuesta “oficial” por parte de la delegación de gobierno fue una negativa, dejando en evidencia la ineficacia y la nula transparencia de esta entidad del estado. Tras llamada telefónica mantenida con el jefe de Gabinete de la delegada de Gobierno en las Baleares, me remite al artículo 15.2 del Reglamento del Parlament de les Illes Balears, en el cual, la solicitud de la información debe pasar por el President del Parlament, para que este remita la solicitud a la delegación.

Como podemos ver la “burrocracia administrativa” se hace una vez más patente. La respuesta que se ha dado telefónica la podrían haber hecho desde un inicio con una llamada telefónica o cumplimiendo los tiempos establecidos por la ley mediante escrito.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.