Las novedades de los servicios funerarios en España

Tener un buen servicio funerario es fundamental para hacer frente a esos días de tanto dolor; y parte de la capacidad gestora que es posible obtener hoy en día, se basa en la tecnología 2.0, permitiendo que todo lo puedas organizar desde donde estés.

Tratar con los servicios funerarios no es tarea fácil, pues es un tema que engloba una gran cantidad de emociones, además de disposiciones culturales contra las que resulta muy problemático enfrentarse. Esto ha llevado a creer que este tema debe empezar a dejar de verse como un proceso de ventas, para darse a conocer como el encuentro de un conglomerado de servicios con calor humano, pero que eso no signifique frenar los avances.

En este sentido, resulta muy conveniente tener la disponibilidad de los contactos con todos los centros que son capaces de ofrecer estos servicios, a fin de que se pueda seleccionar el más idóneo para cada caso. Lo básico es, en todo caso, un tanatorio si se desean actos velatorios y un crematorio o jardín de inhumación.

La idea es, entonces, afianzar nuevas formas de trabajo que no solo se basen en el uso de la tecnología como método para los actos velatorios y de inhumación o cremación, sino que guarden una íntima relación con todo el trabajo efectuado.

El futuro en esta materia es bastante prometedor, sobre todo en aquellas ciudades de desarrollo avanzado, donde las personas tienden a tener un pensamiento más amplio y se facilita su desligamiento de aquellas estructuras que en otrora manejaron sus antepasados.

La visualización de un funeral online

Estar en el funeral de un ser amado es algo que todos deseamos poder cumplir. No obstante, por distintas situaciones de la vida es posible que esto no pueda llevarse a cabo tal y como lo queremos. En esos casos, contar con la función de visualización de un funeral de manera online es la mejor estrategia que existe en la actualidad.

Dicho proceso se logra a través de un sistema de conexión vía Internet por videoconferencias, permitiendo que el usuario pueda estar en el tiempo de despedida de su ser querido compartiendo con sus familiares.

Evidentemente, este es un proceso privado al que solo tienen derecho de asistir los propios familiares del fallecido, lo que ocasiona que los accesos sean autorizados sólo por los que han realizado la contratación del servicio.

Por otra parte, también hace falta destacar la posibilidad de llevar a cabo los servicios de memoria de los fallecidos de manera online y, aunque parezca increíble, hasta el envío de las cenizas al espacio.

Las ventajas de los servicios funerarios online

Aún con todo lo mencionado más arriba, es conveniente darse un repaso por todas las ventajas y beneficios que esta forma de trabajo ofrece a las personas que lo necesiten.

En primera instancia se cuenta el hecho de que todas las gestiones pueden ser hechas de forma inmediata apenas se haya suscitado el hecho, asunto que es muy valioso en los casos en que la muerte se produzca de forma inesperada, pues con acceder al sitio web de cualquier ofertante se puede contratar el servicio.

Esto trae como evidente consecuencia la poca necesidad de ajustarse a un horario y una localización geográfica, permitiendo que los avances en la materia puedan gestionarse a cualquier hora y en cualquier lugar realizando para ello la selección del tanatorio más cercano al sitio donde estemos ubicados.

Las asesorías también son un aspecto a destacar, pues no hará falta trasladarse  a conversar con ningún funcionario. La mayoría de las preguntas frecuentes están respondidas en una sección habilitada para tal objetivo, mientras que los casos particulares tienen la posibilidad de ser resueltos a través de consultas por chat en vivo o correos electrónicos.

El mundo 2.0 ha llegado hasta las funerarias y no es de extrañar que aún se genere un avance mucho mayor en la materia, advirtiendo que incluso la forma en que se despide a los seres queridos estará más adaptada a lo que deseamos y menos a las imposiciones sociales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.