El alcalde de Son Servera, indignado en Cuatro por el bulo de Vox Baleares

El alcalde de Son Servera, Toni Servera, en

El escándalo del bulo difundido por Vox Baleares este fin de semana en el que censuraban una supuesta “paliza” a tres menores por parte de “feministas radicales” en Son Servera sigue copando el interés a nivel nacional. Minutos después de que la formación ultraderechista emitiera un comunicado para denunciar a la mujer que difundió las presuntas agresiones, el alcalde de la localidad del Llevant, Antoni Servera, ha aparecido en el programa “Cuatro al día” que presenta Carme Chaparro. 

“Estamos muy indignados. Esto es un municipio tranquilo de unas 12.000 personas”, ha lamentado el edil antes de subrayar que “parece que últimamente, el discurso político va por otra parte”.

No hay denuncia

Servera ha reconocido que, al conocer los hechos, se puso en contacto con la Policía Local. “No encontraban la supuesta denuncia de la que se hablaba”, ha asegurado Servera.

El alcalde ha lamentado que “esto ha ensuciado el nombre del pueblo” y que coincidiera con una fecha tan señalada como el 8-M.

Un argumento de película

Después de conversar con el alcalde, el programa ha emitido un vídeo con la conversación que la madre de una las menores presuntamente agredida (identificada como Eva García Maqueda) mantuvo con un afiliado de la formación ultraderechista.

La denuncia de Vox, casi 72 horas después de las presuntas agresiones

Minutos antes de la emisión (en directo) de “Cuatro al día”, Vox Baleares ha emitido un comunicado donde anunciaba la denuncia ante el Juzgado de Guardia de Manacor a la mujer que, según ha sostenido la formación, difundió el bulo sobre la supuesta agresión de “feministas radicales” a tres menores de edad en Son Servera por negarse a ponerse un lazo morado el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres.

Desde la formación han reiterado que “no se les puede atribuir la autoría del bulo” ni la “intención de denigrar al movimiento feminista”.

“Vox Baleares ni orquestó ni fue partícipe del montaje”, han subrayado

En la denuncia, presentada por el presidente de Vox Baleares, Jorge Campos, la formación alega que la denunciada “profesa una ideología muy alejada del ideario de Vox”, algo que “muestra su mala fe” ya que, a su juicio, la denunciada “desarrolló un plan para inducir a error” a los responsables del partido.

Así, los mensajes de WhatsApp aportados en la denuncia son previos al 8 de marzo ya que, según ha sostenido la formación, la denunciada contactó con miembros del Comité Local de Vox en Son Servera “ofreciéndose para ayudar y colaborar” en la precampaña de las elecciones autonómicas y municipales.

Según relata la formación en la denuncia, la mujer envió mensajes a los responsables del partido en Son Servera en el que alertaba de una “deleznable agresión” de la que supuestamente había sido víctima su hija y dos amigas de ésta por parte de “feministas radicales” al “no apoyar” la huelga feminista y, según la denuncia, “pertenecer” a Vox Baleares.

Así, el partido sostiene que la denunciada remitió un “falso parte médico de lesiones” a los miembros de la formación que éstos difundieron y del que los medios de comunicación se hicieron eco, que “finalmente demostraron que era falsa” al no haber interpuesto la mujer ninguna denuncia ni acudir a ningún centro médico.

En el escrito de denuncia, Vox Baleares asegura que las acciones “desprestigian la imagen pública” del partido y “dañan su credibilidad”.

Un “simpatizante” la lía en Alcúdia 

Por otra parte, un simpatizante de Vox Alcúdia, Manuel Llofriu Benítez, ha pedido disculpas tras publicar, en su cuenta personal de Facebook, un mensaje en el que acusaba al feminismo de ser “una condena para el hombre” y en el que indicaba que “después se preguntan por qué algunos optan por matarlas antes de quitarse la vida”, a raíz de una noticia sobre una “falsa denuncia” por abusos.

Llofriu, quien en octubre del pasado año fue presentado como miembro del Comité Local de Vox en Alcúdia aunque desde la formación han asegurado que es únicamente “simpatizante”, expresaba en su publicación que “si la hubiera matado otro caso de violencia machista; si se hubiera suicidado nadie hablaría del caso”.

A las pocas horas, Llofriu ha modificado la publicación limitándose a decir que “cuando algunas mujeres denuncian falsamente las condenas las sufren los hombres injustamente”.

Desde Vox Baleares han asegurado que Llofriu “no es y nunca ha sido” afiliado del partido y han “rechazado frontalmente” las declaraciones vertidas, aunque han rechazado tomar ningún tipo de acción o de medida respecto la cuestión.

Por su parte, Llofriu ha publicado en su cuenta de Facebook sus “disculpas” por si “alguien se sintió ofendida” por el comentario y ha afirmado que su intención era “dejar constancia de que las denuncias falsas destrozan la vida a muchos hombres”. “En ningún caso estoy a favor de la violencia contra la mujer tengo madre, mujer y dos hijas”, ha apostillado.

Condenas por “humillar a las víctimas”

Desde la Agrupación Socialista de Alcúdia del PSIB han censurado las declaraciones de Llofriu al considerar que son una “humillación a las víctimas y sus familias” y ha tildado de “machistas y de odio” las palabras del simpatizante que, a juicio de los socialistas, “justifican el asesinato de mujeres víctimas de violencia de género”.

En este sentido, han remarcado que tres mujeres han sido asesinadas en menos de 48 horas por sus parejas o exparejas en el Estado y han recordado que Baleares son una de las Comunidades Autónomas con “mayor índice de denuncias por violencia machista”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.