Huelga de 24 horas de limpieza en el Aeropuerto de Palma en Semana Santa

El Sindicato Independiente de Trabajadores y Empleados de Baleares (Siteib), con presencia mayoritaria en el Comité de Empresa de la UTE Aeropalma Urbaser-Sirsa, ha convocado huelga de 24 horas para los días 17 y 21 de abril en señal de protesta por las condiciones de los trabajadores que prestan servicio para la UTE limpiando la terminal del Aeropuerto de Palma. Cabe recordar que los empleados ya se concentraron los jueves 20 y 27 de febrero frente el edificio Aena1. En aquellas ocasiones, fueron paros de dos horas.  

Los trabajadores anunciaron que, en caso de no ser atendidas las reclamaciones, convocarían una huelga para los días de Semana Santa manifestando a Aena su “total disconformidad” en la forma de licitar, “sacando a subasta el concurso de limpieza lo único que consigue es la precariedad laboral de las trabajadoras”.

Unos trabajadores participando en la huelga de dos horas del pasado 21 de febrero (Foto: Archivo)
Unos trabajadores participando en la huelga de dos horas del pasado 21 de febrero (Foto: Archivo)

Presentado el preaviso de huelga

El preaviso de huelga, presentado la semana pasada ante el Tribunal de Mediación y Arbitraje de Baleares (Tamib) indica como motivos de huelga que el pasado 16 de mayo de 2018 todos los trabajadores de la limpieza Aena-Terminal pasaron subrogados a la mercantil UTE Urbaser-Sirsa, tras haber resultado esta última nueva adjudicataria de la contrata para la limpieza y mantenimiento de las dependencias.

Continúan las incidencias con las nóminas

“Existen a día de hoy trabajadores con incidencias de nóminas, descontando siempre importe económico de los diferentes conceptos salariales consolidados, con los graves problemas que ello conlleva a cada trabajador”, han lamentado.

Los trabajadores reclaman soluciones

Además, han añadido que “la plantilla del Aeropuerto ha ido mermando en los últimos años, y la empresa actual no hace nada para contratar al personal necesario para realizar el servicio de limpieza en condiciones óptimas”.

Por ello, la huelga tiene como objetivo que “la empresa contrate al personal suficiente para evitar las continuas y excesivas sobrecargas de trabajo, 75 por ciento de personal fijo todo el año y 75 por ciento de personal fijo discontinuo en temporada de verano”.

Desde horas extras ilegales, hasta la falta de medidas de seguridad

“Bajos salarios, contratos a tiempo parcial, horas extras ilegales, contratos eventuales, explotación laboral, flexibilidad horaria al servicio de la empresa, y falta de medidas efectivas para la protección de la seguridad y salud en el trabajo, son algunas de las consecuencias de este modelo que sólo busca aumentar el beneficio privado de unos pocos a costa de los trabajadores y trabajadora y el conjunto de la sociedad de las Islas”, aseguran.

Leer más: Una plaga de pulgas acribilla a trabajadores en el aeropuerto por falta limpieza

3.000 personas trabajan en Son Sant Joan y el Estado “hace la vista gorda”

“Ante esta situación, el Estado, que es el titular del aeropuerto, hace la vista gorda y se beneficia de la situación”, denuncian, y añaden que “no se considera responsable de los más de 3000 empleados que prestan servicios en él”.

Duermen en bancos o hamacas en el parking en verano para poder cobrar un sueldo

“Les da igual que tengamos que dormir en un banco o en una hamaca en el parking”, aseguran, y que se ven “obligados a trabajar en dos, tres, o más empresas”, para ganar un sueldo medianamente digno.

Los trabajadores del handling duermen en verano en hamacas para poder sacarse un sueldo digno
Los trabajadores del handling duermen en verano en hamacas para poder sacarse un sueldo digno

Leer más: Tercermundismo en el aeropuerto de Palma de los trabajadores del handling

Hay mucha incertidumbre ante la desaparición de muchas compañías

Una situación que se ve agravada por el “proceso de destrucción de compañías aéreas y movimientos entre compañías, que no hacen más que aumentar la incertidumbre entre los trabajadores”.

Consecuentemente, esto se traduce en una precariedad mayor en las condiciones laborales. “En vez de existir unas condiciones fijas, justas y homogéneas de trabajo independientemente de los movimientos de estas compañías extranjera, estamos totalmente a su merced, viviendo con el temor de cómo o dónde acabaremos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.