Familiares de Paula piden en Bruselas un sistema que impida conducir ebrio

José Fernández, el tío de Paula, durante su intervención (Foto: EP)

Familiares de Paula Fornés -la joven de 15 años atropellada mortalmente en Sa Ràpita en junio del pasado año- además de otros de víctimas de conductores ebrios, han pedido este jueves ante el Parlamento europeo la estandarización de sistemas que impidan arrancar el coche si el conductor se encuentra bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Durante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, el portavoz de los familiares, José Fernández, el tío de Paula, ha solicitado que este tipo de sistemas se establezcan «en todos los vehículos que se comercialicen o circulen por Europa».

«Con más medidas de prevención las muertes se podrían haber evitado»

Fernández ha remarcado que ellos son «familias unidas en el dolor» que luchan «para que el recuerdo de sus fallecidos sea una lucha por salvar vidas humanas».

100.000 firmas presentadas

Además, los familiares de las víctimas han presentado en el registro del Parlamento Europeo más de 100.000 firmas pidiendo que los vehículos estén dotados con sistemas de seguridad de control de alcohol al volante.

Rosa Estaràs exige su implantación

Por su parte, la eurodiputada balear, Rosa Estaràs, ha solicitado que la petición fuera enviada a la Comisión, al Consejo Europeo y al propio Parlamento Europeo para «exigir la implantación de estos sistemas de prevención en todos los Estados Miembros».

La conductora se dio a la fuga

El atropello de Paula Fornés tuvo lugar sobre las 02:00 horas de la noche del sábado al domingo, el 24 de junio de 2018, coincidiendo con la noche de San Juan. Falleció como consecuencia de un politraumatismo severo y una parada cardiorrespiratoria.

Por su parte, la conductora se dio a la fuga y cuando fue detenida dio positivo por alcohol. El Juzgado de Instrucción ordenó su prisión provisional, imputándole un delito de homicidio imprudente.

En septiembre, en el Congreso con 300.000 firmas

El pasado 18 de septiembre, los familiares de Paula Fornés y de otras tres familias de víctimas de atropellos mortales entregaron en el Congreso de los Diputados 300.000 firmas recogidas en change.org para pedir penas más duras por conducir bebido y drogado.

Antes de entregar las firmas, se concentraron ante la Cámara baja con pancartas y camisetas alusivas a los fallecidos.

Los familiares de las víctimas reunidos en el Congreso con el Grupo Popular (Foto: Facebook)
Los familiares de las víctimas reunidos en el Congreso con el Grupo Popular (Foto: Facebook)

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.