Matas niega haber ordenado desviar 120.000€ en su última legislatura

El expresidente del Govern, Jaume Matas (Foto: EP)
El expresidente del Govern, Jaume Matas (Foto: EP)

El expresidente del Govern, Jaume Matas, ha negado este miércoles ante la Audiencia Provincial de Baleares haber ordenado un desvío de 120.000 euros de las arcas públicas durante su última legislatura (2003-2007). Sin embargo, la Fiscalía le pide cinco años de cárcel por este caso, una pieza separada del ‘caso Turisme Jove’, argumentando que dio instrucciones a la Conselleria de Presidencia y Deportes para que transfiriera la cantidad señalada en beneficio del exregidor de Calvià, Jesús García Oeo, que se consideraba perjudicado porque se le había rescindido un contrato público para la explotación de albergues juveniles.

Durante su intervención, Matas ha negado “taxativamente” haber tenido una “reunión formal” con Oeo. “Puedo haber coincidido con él en algún acto pero no lo recuerdo”, ha dicho para luego asegurar que “jamás” ha tenido “conversación formal alguna y de este tema mucho menos, que no sé de qué va”.

 “Yo no despachaba con directores generales”

El representante del Ministerio Fiscal, Juan Carrau, considera que Matas ordenó al entonces director general de Juventud, Juan Francisco Gálvez, que desde su cargo efectuara el pago de los 120.000 euros. Sobre esto, Matas ha señalado que “nunca departió” con Galvez. “Yo no despachaba con directores generales”, ha recalcado.

Preguntado por si tuvo conocimiento del desvío ha dicho que “no” y ha planteado que, en todo caso, habría que preguntar a la entonces consellera de Presidencia y Deportes, Rosa Puig, y a la de Relaciones Institucionales, Rosa Estaràs, ya que el dinero -según el fiscal- se transfirió desde este último departamento a Presidencia y Deportes. “Habría que preguntar a las dos consejeras qué motivos habría, yo lo desconozco”, ha dicho el expresidente.

Siete facturas falsas

Según la versión del fiscal, Matas habría ordenado al departamento de Gálvez, el pago ilegal de esta cantidad mediante la elaboración de siete facturas falsas, fechadas entre junio de 2006 y agosto del mismo año.

La Fiscalía relata que si a la suma de estas facturas -108.097 euros- se le añaden 11.903 euros por otro pago conforme a servicios jurídicos se obtiene un total de 120.000 euros, una cantidad “similar” a la que García Oeo reclamaba (120.230 euros) por daños y perjuicios después de que se le rescindiera el contrato de los albergues.

Por estos hechos, a Matas se le imputa un delito de malversación, uno de prevaricación y un delito de falsedad en documento mercantil. También se le pide la indemnización a la Comunidad autónoma de 108.097 euros.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.