Las cremas solares ecológicas representan la mejor opción para proteger nuestra piel

La primavera no sólo es la época en que las plantas florecen y los árboles comienzan a mostrar sus hojas, sino también es cuando debemos empezar a protegernos del sol. Nuestro organismo necesita el contacto con el sol, puesto que esto lo beneficia, por su aporte de vitamina D. Esta vitamina es necesaria para la absorción del calcio en los huesos, entre otros beneficios.

Durante el transcurso de los diferentes meses del año, los rayos solares no tienen la misma intensidad ni producen el mismo efecto. En el invierno, por ejemplo, se puede estar expuesto a ellos sin correr riesgos de poder sufrir problemas cutáneos. Pero esto en el verano cambia radicalmente, pues no se puede estar expuesto al sol durante más de 20 minutos sin utilizar un protector solar adecuado.

Las cremas solares ecológicas son protección natural y eficiente

En el verano se puede tomar sol, ya que beneficia a la salud, pero con la ayuda de un buen protector solar, y siempre teniendo la precaución de utilizar el adecuado para nuestra piel, como podrían ser las cremas de sol ecológicas.

Las cremas con protección solar natural brindan la mejor protección. Estas cremas están formuladas mediante el uso de filtros minerales como el óxido de zinc y el dióxido de titanio. El aceite de karanja, resulta ser otro buen filtro solar, pero debe ser acompañado por los dos mencionados anteriormente para que sea efectiva su aplicación.

Los filtros minerales, hacen que los rayos del sol no puedan penetrar hasta nuestra piel, ya que producen un efecto de espejo, donde los efectos perjudiciales que pueden provocar los rayos solares rebotan sin provocar daño.

Además, los filtros minerales también permiten que estas cremas ecológicas se mantengan mucho tiempo en la piel, protegiéndola de las agresiones y sin provocar ningún tipo de alergias.

Diferencias de las cremas con filtros químicos

Existen en el mercado muchas cremas solares que están formuladas con filtros químicos, que sí penetran la dermis, para hacer frente a los rayos del sol. Estos productos químicos, al reaccionar, pueden provocar alergias cutáneas difíciles de tratar.

Las cremas ecológicas para el sol, tienen la particularidad de brindar protección a partir del mismo momento de su aplicación, ya que no necesitan de ningún proceso para que se active la pantalla solar.

Como contrapartida, los protectores químicos sí necesitan de un tiempo de activación para brindar protección eficaz. Estos productos reaccionan químicamente en nuestra piel, y necesitan entre 20 y 30 minutos para activarse, y durante ese período no es conveniente exponerse a los rayos UV.

Cremas solares ecológicas especiales

Con todo lo expuesto, queda demostrado que las cremas solares ecológicas son las más indicadas para exponernos al sol. Pueden ser utilizadas tanto por adultos como también por los niños.

Cabe destacar que, la piel de los niños, es mucho más delicada que la nuestra, y por ello es recomendable aplicar la crema solar natural para bebés. Lo mismo sucede con las partes del cuerpo en que la piel es más sensible, como ocurre con el rostro. Con él también debemos tener cuidados especiales, por lo mencionado, y además que también es la parte del cuerpo que más tiempo está expuesta al sol. Para el rostro, hay una fórmula especial, que es la crema solar natural facial.

Ventajas de las cremas solares naturales

Las sustancias vegetales con que están formuladas estas cremas, tienen una excelente adaptabilidad con nuestra piel. Los productos naturales contenidos en su fórmula, respetan nuestra piel y permiten que transpire sin perder su protección.

No contienen químicos de ningún tipo, ni son tóxicos con el organismo. Los protectores comunes, que contienen químicos, resecan la piel y no dejan que transpire.

Las cremas ecológicas no contienen parabenos. Los parabenos se utilizan en la industria de la cosmética por su acción antibacteriana, por lo que se usa de conservante. Pero estudios realizados en algunos casos de cáncer, demostraron una concentración grande de parabenos. A raíz de esto, muchos laboratorios cosméticos los eliminaron de sus fórmulas.

Además de todas estas virtudes naturales, estas cremas aportan algo muy importante, ya que son biodegradables, por lo que se puede asegurar que las cremas solares ecológicas son respetuosas con el medioambiente. Cuando nos bañamos, el agua se lleva los restos de las cremas y nuestra transpiración, y ésta no contamina la fauna ni la flora de nuestro planeta.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.