Auba Murillo: La cantante mallorquina que ha emocionado a toda España

La joven cantante mallorquina Auba Murillo se ha quedado a las puertas de la final de La Voz, el programa semanal de talento vocal que Antena 3 emite la noche de los miércoles. A pesar de no lograr su billete para la última fase, la balear dejó patente su magia sobre el escenario interpretando el tema ‘Love of my live’ de Queen. De hecho, la prometedora artista provocó con su brillante actuación las lágrimas de su coach, Pablo López, y las de Fonsi y Antonio Orozco.  A pesar de ello, la audiencia prefirió a su compañero Andrés Martín que interpretó el tema Cant help falling in love.

«¡Emocionante! Auba Murillo ha inundado de sensibilidad el escenario de ‘La Voz’ y ha mostrado su enorme capacidad para transmitir sentimientos. Su versión de ‘Love of my life’ de Queen ha enamorado a todos en la Semifinal. ¡Extraordinario!», señalan desde la propia web de la cadena.

La joven mallorquina durante su actuación (Foto: Antena 3)
La joven mallorquina durante su actuación (Foto: Antena 3)

Una actuación dedicada al cielo

La de este miércoles no era una actuación más para esta joven de 18 años que estudia bachillerato artístico en el IES Joan Maria Thomas, en Palma, y que llegó al programa tras una audición a ciegas con un tema de Zahara. Y es que una semana antes, en concreto el pasado miércoles, su padre había fallecido.

«En esta semifinal vengo muy fuerte. Mi padre, esté donde esté, me cuidará y me ayudará», confesó antes de interpretar la canción de la banda británica.

También tuvo un guiño con Pablo López, asegurando que «es como mi hermano mayor. Tengo mucha confianza en él».

«El silencio cada vez que actúa»

Después de su actuación, López subrayó que «el silencio que se crea cada vez que actúa Auba». Luego, el andaluz formó «equipazo» junto a sus dos pupilos para protagonizar una versión del tema «El Patio» en el que la balear tocó por primera vez el piano en público, tal y como ella misma confesó.

Una canción juntos

Auba no estará en la final del programa pero su magia ha dejado huella. Y es que la mallorquina es todo un ejemplo para cientos de adolescentes y jóvenes de este país. Más allá de su indudable talento, Auba es una luchadora que combate la esclerosis múltiple que sufre con el refugio y desahogo que le proporciona la música, su «salvavidas».

«Dar las gracias por lo que hacéis. No es el fin, es el principio», apuntó en su despedida la también guardameta del San Pedro.

Por su parte, Pablo López le propuso «hacer una canción juntos». Y es que para su coach, visiblemente afectado por el resultado, Auba es como «una canción y un ángel».

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.