Un conductor drogado atropella a un niño de un año en La Soledad

Un niño, de tan solo un año de edad, ha sido atropellado esta tarde por un coche en el barrio palmesano de La Soledad. El grave incidente ha provocado momentos de mucha tensión ya que el pequeño es miembro de una familia de etnia gitana muy conocida en la zona. El conductor ha dado positivo en la prueba de drogas. 

Los hechos han tenido lugar este viernes alrededor de las 19:00 horas en el exterior de un garaje donde varias estaban preparando una fiesta para celebrar la alta médica de otro niño del barrio que había permanecido varios días ingresado.

Se investigan los hechos 

Mientras los padres hinchaban los globos, los pequeños disfrutaban de la tarde jugando en la calle. Entonces, es cuando ha tenido lugar un atropello en el que se barajan dos hipótesis. Por un lado, que el niño haya salido “corriendo” y por otro, que la estrechez de la calle Teix y el estado de conductor originaran una combinación con un terrible desenlace.

Momentos de tensión 

En cuestión de segundos, el conductor se ha visto acorralado por varios vecinos llenos de furia. Después de recibir insultos, amenazas, patadas e incluso la rotura de la luna trasera del vehículo, el autor del atropello ha decidido huir del lugar con el único objetivo de no recibir una paliza. Del pánico, se ha dejado las llaves del auto puestas en el contacto. Mientras, el niño permanecía tendido en el suelo.

Tras refugiarse, el conductor llamó a los servicios sanitarios para alertar del atropello

El niño ha sido trasladado por su propia familia a Son Llatzer. O dicho de otra manera, cuando han llegado los servicios sanitarios, los familiares ya se habían ido con el pequeño. Por entonces, la tensión había aumentado hasta tal punto que ha sido necesario que la Policía Nacional desplegara un dispositivo especial en las inmediaciones del hospital para evitar altercados.

Mientras tanto, la Policía Local se ha hecho cargo de la investigación. Los agentes han realizado la prueba de drogas al conductor. El resultado ha sido positivo. Ahora, se llevarán a cabo las diligencias pertinentes.

Pronóstico reservado 

Debido a su grave estado, el pequeño ha sido derivado a la Unidad Pediátrica de Son Espases. Allí también se ha montado un operativo como medida de prevención ante la llegada de un centenar de personas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.