La agredida por su amiga en Magaluf: «Estoy viva y eso es lo que importa»

La agredida y la presunta agresora, en una fotografía reciente
La agredida y la presunta agresora, en una fotografía reciente

Sarah Anne G., la chica de 22 años a la que una amiga suya estuvo a punto de degollar durante la madrugada del pasado lunes en la Discoteca Bananas de Punta Ballena, se recupera de sus lesiones en una habitación de Son Espases tras abandonar ayer martes la UCI del hospital. La joven, de nacionalidad británica, se encuentra estable.

«No puedo contestar a todos los mensajes, pero estoy viva y eso es lo que importa», ha escrito en su perfil personal en Facebook después de comprobar la gran cantidad de comentarios publicados por amigos y amigas preocupados por su estado. Por su parte, la agresora ha quedado en libertad este miércoles.

¿Qué pasó?

En su declaración, la hasta hoy detenida -una chica llamada Sidney, de 19 años de edad y soldado escocesa- explicó a los investigadores que había llegado a la Isla para disfrutar de unos días de vacaciones junto a dos amigas: Deborah y Sarah, esta última a la postre víctima de la agresión casi mortal.

Según confesó, las tres empezaron a beber alcohol el lunes a las 11:00 horas. Primero, en el hotel. Luego, en un bar y posteriormente, en la habitación que compartían. Por la tarde, el trío de jóvenes fue a un evento con barra libre en diferentes pubs.

La mediadora, agredida 

Por la noche, las tres británicas se dirigieron a la Discoteca Bananas de Punta Ballena. Entonces, Deborah y Sidney estaban peleadas y no se hablaban. Alrededor de las 01:00 horas, Sarah intervino para que hicieran las paces y acabó discutiendo con la soldado. De hecho, le propinó un puñetazo en el nariz a lo que Sidney respondió tirando de su pelo.

Según la versión de la hasta ahora arrestada, fue entonces cuando producto de su estado ebrio lanzó un vaso al suelo con tan mala suerte que al romperse, un trozo de cristal salió despedido al cuello de su amiga, provocándole un corte inciso. «No quise cortarle el cuello. Es mi mejor amiga», aseguró en su declaración.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado los servicios de emergencias, Guardia Civil, Policía Local de Calvià y SAMU 061. A su llegada, la chica se encontraba en estado crítico tras perder abundante sangre.

Después de ser atendida de urgencia, fue trasladada por una UVI móvil a Son Espases.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.