Empresas de multiservicios en la comunidad balear

La proliferación de empresas en la Comunidad Balear dedicadas a prestar servicios tanto de urgencia, como en servicio ordinario, han incrementado de forma notable su número de usuarios. Para cualquier incidente en nuestro hogar, vienen siendo un seguro de vida por su rapidez a la hora de acometer el problema surgido. Desde las empresas de cerrajería que prestan sus servicios durante las 24 horas del día, carpinteros, fontaneros o incluso electricistas certificados que podrán elaborar boletines eléctricos a buen precio, todo ello, y gracias al binomio oferta-demanda, propician en beneficio de los consumidores un mejor precio en los servicios, alejado de aquellos años atrás en los que solicitar el servicio de uno de estos profesionales, hacia tiritar nuestras carteras por sus altos precios.

A día de hoy, la oferta es tan amplia de empresas multiservicios que los precios se han visto congelados desde hace años, en los casos de servicios de urgencia, los servicios en festivos y los trabajos en horario nocturno, los precios si pueden verse incrementados, siempre de forma razonable y en concordancia a las tarifas oficiales que estas empresas deben tener a disposición de los clientes.

Si bien, el precio por hora de una empresa de desatasco de tuberías, no puede ser el mismo que el precio en localidades más pequeñas o al precio que podemos tener en las islas debido, como mencionábamos con antelación a la oferta y la demanda, estos precios siguen resultando económicos en proporción a años atrás.

PERO…¿LA CALIDAD EN EL SERVICIO SIGUE SIENDO LA MISMA?

Absolutamente, el hecho de que los precios de los técnicos de empresas multiservicios se hayan mantenido congelados, nada tiene que ver con la calidad de los servicios. La especialización de los técnicos a consecuencia de la aplicación de nuevas técnicas o de la utilización de herramientas mucho más sofisticadas, facilitan al operario la tarea, por lo que en lugar de tener que abrir metros y metros de canalizaciones en busca de una obstrucción como era obligado antiguamente, hoy en día, este hándicap ya no supone un incremento en la factura de horas trabajadas, pues los técnicos disponen de sistemas de visualización de imágenes por medio de micro cámaras, con las que, y sin la necesidad de abrir las tuberías, detectarán de forma inmediata la causa y el lugar de la obstrucción.

En el caso de la fontanería ocurre lo mismo, encontrar un fontanero de confianza profesional, ya no es una tarea imposible. Debido a que estos profesionales también se han visto afectados por las guerras de precios, que las compañías de seguros de hogar les obliga a suscribir para poder trabajar con ellas, estos técnicos han puesto en práctica que la mejor forma de fidelizar a un cliente, además de un buen precio, es un buen servicio, cuando antes, las facturas de los servicios de fontanería eran un auténtico despropósito en muchos casos, aprovechándose de las circunstancias de los demandantes del servicio para cobrar lo máximo posible. A día de hoy, este tipo de comportamiento entre estos profesionales es meramente anecdótico. En este tipo de casos y con el objeto de evitar desacuerdos con el importe de la factura una vez terminados los trabajos, lo recomendable es, siempre, solicitar un presupuesto detallado con anterioridad a la realización del servicio.

¿TÉCNICOS MÁS ESPECIALIZADOS EN LA PENÍNSULA QUE EN LAS ISLAS?

En muchos casos, la normativa exige que los técnicos se encuentren inscritos en un registro o bien que los técnicos destinados a dar un tipo de servicio, que por razones de seguridad pública requieren de algún tipo de homologación o certificación, como por ejemplo el servicio técnico oficial de calderas, en este caso, los técnicos y las empresas que prestan servicios de revisión, reparación o instalación de sistemas en los que por su potencial riesgo por el uso del gas, comprometan la integridad de las personas o las cosas, deberán disponer de la correspondiente autorización administrativa que les habilite para la manipulación de estos sistemas. De manera que, la cualificación de estos profesionales, no debe de ser distinta en función de la geografía.  

En el caso de los electricistas, la normativa exige la certificación a los técnicos que pretendan validar o certificar instalaciones por medio de boletines eléctricos, pero las reparaciones o instalaciones, al menos en baja tensión, no requieren de la certificación del técnico, como ocurre con los técnicos del gas.

En el caso de los técnicos cerrajeros, existe un criterio discordante. Algunas opiniones apuntan a legislar o cuanto menos, habilitar un registro oficial de técnicos de cerrajería, habida cuenta la materia sensible en la que trabajan y el tipo de herramientas a las que tienen acceso con motivo de su profesión. En este campo, existe un alto índice de intrusismo a falta de regulación por las administradores, cualquiera podría venir a abrirnos la puerta de nuestros domicilios, instalarnos una cerradura. Cualquiera de estos técnicos podría comprar sin ningún tipo de control, ganzúas, extractores, o llaves especiales para poder abrir coches o cualquier tipo de cerraduras. 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.