Greenpeace señala el requisito para que Palma sea una ciudad sostenible

Acción simbólica llevada a cabo por los ecologistas en aguas de Baleares hace dos años (Foto: Greenpeace)
Acción simbólica llevada a cabo por los ecologistas en aguas de Baleares hace dos años (Foto: Greenpeace)

Greenpeace considera completamente necesario la eliminación del empleo de plásticos de un solo uso en Palma para poder ser una ciudad sostenible. La organización ecologista había propuesto una serie de retos a diez poblaciones españolas (Albacete, Barcelona, Madrid, Palma, Pamplona, Santiago de Compostela, Sevilla, Soria, Valencia y Zaragoza) con el objetivo de convertirse en ciudades “Neopolitan” y, por tanto, pioneras en una revolución urbana que hiciera sus municipios más sostenibles y que mejorase la calidad de vida de sus habitantes.

Dos semanas antes de las elecciones municipales, Greenpeace lanza una serie de propuestas dentro de la campaña de Greenpeace “Tu Ciudad, Tu Planeta”, que pretende situar al medio ambiente y a las personas en el centro de la política en este tiempo de elecciones. Las medidas han sido enviadas a las principales fuerzas políticas que concurren a los comicios.

Retos para convertirse en ciudades sostenibles

Greenpeace planteó al Ayuntamiento de Palma a comienzos de 2018 varias cuestiones concretas sobre la gestión de sus residuos y la eliminación de plásticos de un solo uso. Los avances en estas materias han sido visibles en algunos de los aspectos pero no de manera suficiente. Por ejemplo, tiene la intención de eliminar los plásticos de un solo uso en las instalaciones municipales en 2019 aunque aún no lo ha puesto en marcha.

Por otro lado, Cort está trabajando para la implantación de un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), el cual permitiría ahorrar 3,2 millones de euros anuales del gasto total de 41 millones que el consistorio gasta cada año en la gestión de residuos y limpieza diaria.

Mucho margen de mejora en Ciutat

Además en el centro de la ciudad ya se ha implantado un sistema de separación de residuos puerta a puerta que permite la separación de los residuos domésticos en fracciones que permitan su reciclaje y reutilización aunque sería deseable extenderlo al resto de barrios palmesanos.

Con todas las medidas propuestas, Greenpeace considera los compromisos adquiridos por la ciudad de Palma como ambiciosos y positivos y quiere que esta ciudad continúe en esa línea siendo líder en materia de eliminación de plásticos de un solo uso. Sin embargo, el trabajo realizado hasta el momentono es suficiente porque en la actualidad no han hecho efectiva ninguna medida para reducirlos a pesar de ser parte de una de las comunidades autónomas que tienen una Ley de Residuos de las más avanzada del Estado.

En comparación con el resto de ciudades evaluadas por Greenpeace en materia de residuos y plásticos de un solo uso, Palma se sitúa a mitad de la tabla, con mucho espacio de mejora en su apuesta por la sostenibilidad.

Propuestas para una ciudad sostenible

Greenpeace ha publicado una serie de medidas dirigidas a los ayuntamientos que salgan de las urnas en las elecciones municipales del 26 de mayo para que afronten su parte de responsabilidad en los principales problemas medioambientales que sufre la sociedad en la actualidad. Las medidas se agrupan en temas sobre los que las administraciones locales tienen competencia como movilidad, alimentación y gestión de residuos.

“Las próximas elecciones municipales suponen una oportunidad excelente para transformar las ciudades en espacios más habitables y más justos para sus habitantes. Las administraciones locales, al estar muy próximas a la ciudadanía, tienen mayor responsabilidad y probabilidad de éxito para revertir los problemas que afrontan las ciudades y deben jugar un papel fundamental a la hora de gestar el cambio hacia un planeta más sano y sostenible”, ha declarado María José Caballero, coordinadora del proyecto de Ciudades de Greenpeace.

“No puede haber sostenibilidad sin equidad, igualdad de oportunidades y garantía de derechos. Desde Greenpeace proponemos una mirada de ciudad integral que plantee la gestión medioambiental desde la salud pública, el acceso a los servicios básicos y la propuesta de un desarrollo económico de reparto que garantice una vida digna para todas las personas”, ha añadido Mario Rodríguez, director de Greenpeace España.

Medidas de cara a las elecciones de mayo

De cara a lasElecciones Municipales del próximo 26 de mayo, Greenpeace ha elaborado un conjunto de medidas en materia de residuos y economía circular que considera urgentes para hacer a las ciudades más sostenibles:

  • Edificios, instalaciones y eventos municipales libres de plásticos desechablespara decir adiós a los plásticos desechables a través de alternativas reutilizables como: cubiertos de acero, pajitas de bambú o acero, removedores de acero, y vasos y platos de vidrio, porcelana u otros materiales reutilizables.
  • Recogida puerta a puerta de residuos para mejorar la recogida selectiva de residuos que permita la separación de los residuos domésticos en domicilios, industrias y comercios en fracciones que permitan su reciclaje y reutilización.
  • Sistema de Depósito, Devolución y Recuperación de envases para favorecer el aumento del uso de envases reutilizables y triplica su tasa de reciclado.
  • Fomentar la venta a granel, reutilización y reparación para revertir el actual consumo insostenible de recursos naturales y generación de residuos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.