Los pirómanos queman un coche y otros cuatro contenedores

La concejala Pastor pidió colaboración ciudadana para coger al pirómano de contenedores
La concejala Pastor pidió colaboración ciudadana para coger al pirómano de contenedores

Veinticuatro horas después de quemar de manera intencionada cuatro contenedores en la calle Eusebio Estada con el Camí Vell de Bunyola, el pirómano o los pirómanos de Palma han regresado durante la pasada madrugada a la acción. En esta ocasión, han hecho arder otros cuatro depósitos en la calle Aragón y un coche en el polígono Son Castelló.

Por fortuna, no ha habido que lamentar heridos. No obstante, cabe recordar que este tipo de actuaciones tienen un gran gasto de dinero público y que además pueden afectar a otros tipo de bienes como fachadas de edificios.

Un coche, incendiado en el polígono Son Castelló 

Pasada la medianoche, un vehículo estacionado en la calle Gremi Sucres del polígono Son Castelló ha sido incendiado, según parece, de manera intencionada. Hasta el lugar de los hechos se han desplazado una dotación de los Bombers de Palma para sofocar las llamas. También han acudido la Policía Local y la Policía Nacional.

Cuatro contenedores más

Sobre las 04:30 horas, una batería de cuatro contenedores han empezado a arder en la calle Aragón. Una patrulla de agentes de la Policía Nacional ha actuado rápidamente para evitar que se quemaran totalmente los depósitos.

Cada contenedor vale 700 euros del contribuyente

Desde diciembre de 2017 han ardido en Palma unos 360 contenedores. Una grosera cantidad que supone una gran pérdida económica porque cada recipiente cuesta 700 euros. A esto hay que sumar el coste de retirarlos tras el incendio, además de la posterior limpieza. Todo ello añaden a las pérdidas 300 euros adicionales para cada contenedor.

Así pues, teniendo en cuenta que el coste total asciende hasta los 1.000 euros por unidad, el montante económico ha sido de unos 360.000 euros.

Leer Más: Queman otros cuatro contenedores en Palma

Dos pirómanos entre rejas

Dos hombres, de 48 y 51 años de edad, fueron detenidos por el incendio de cinco contenedores y tres vehículos en la calle Poeta Guillem Colom de Palma. Ambos ingresaron el pasado jueves 25 de abril en prisión sin fianza.

Francisco José M.M, el acusado que fue grabado por una cámara de control del tráfico de Cort mientras lanzaba un trapo ardiendo a los depósitos, se negó a declarar. El otro, José F.D., se desvinculó de los hechos.

Leer Más: «Hemos pasado muchísimo miedo»

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.