Casado regresa a Palma semanas después de no reconocer La Catedral

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha regresado este martes a Palma para participar en un acto de su formación. La visita ha tenido lugar semanas después del gran patinazo que cometió en la jornada organizada por los populares de cara a las elecciones generales. Como entonces, el de Ávila ha estado acompañado hoy por la plana mayor de los populares en las Islas, incluyendo al candidato del PP a la Presidencia de Baleares, Biel Company. 

Durante el acto, llevado a cabo en el restaurante Varadero, Casado ha reiterado su discurso anticatalanista y ha aprovechado el trágico incendio acontecido ayer lunes en Eivissa para anunciar que llevará al Congreso su ley ‘antiokupas’ en cuanto se constituyan las Cortes la próxima semana.

Candidatos baleares a las elecciones del 26M y presidente del PP nacional, Pablo Casado
Candidatos baleares a las elecciones del 26M y presidente del PP nacional, Pablo Casado

Pillado y retratado 

Para los despistados, recordar que aquella tarde del miércoles 17 de abril, el natural de Ávila compartió protagonismo con Biel Company y Marga Prohens, apuestas de la formación para el Govern y el Consell, respectivamente. En un momento dado, mientras posaban para los medios, el líder del partido quedó retratado… y nunca mejor dicho.

Resulta que mientras los tres lucían una amplia sonrisa ante las cámaras, Casado preguntó a Company: «¿Qué tenemos detrás? ¿Qué es La Catedral?». «», respondió el mallorquín antes de advertir que «no te oigan por aquí» y marchar rapidamente del lugar.

Minutos después, pregunta en su mitin si La Seu fue parte de un reino “que nunca ha existido”

Minutos después de no reconocer el monumento más representativo de la capital balear, que por cierto es casi tan antiguo como la adorada Notre Dame, Casado se preguntó durante su intervención en el acto si la Catedral de Mallorca fue parte de un reino “que nunca ha existido”, en clara alusión a los Països Catalans.

Un discurso que ha mantenido este martes

Casado ha reiterado este martes su discurso, insistiendo que Baleares «no es el anexo de unos Países Catalanes imaginarios y ruinosos» aunque «la izquierda pancatalanista intente manipular la historia» defendiendo algo que «nunca ha existido».

«Envidio vuestra cultura, la tradición, la lengua y el hecho de que podáis tener esa riqueza, algo que nosotros nunca hemos visto como excluyente, todo lo contrario, es algo que une y es una parte imprescindible de España«, ha explicado.

En esta línea, ha subrayado que desde el PP se garantizará «la libertad de las familias de elegir la educación de sus hijos» con el objetivo de que «la lengua de Baleares y el castellano, lengua común de la nación, vayan de la mano».

A su juicio, se debe garantizar que «los padres puedan decidir qué educación quieren para sus hijos», así como «el acceso a la función pública sin discriminación por no hablar catalán. Creo que precisamente esto es lo que estaba pidiendo la sociedad balear«, ha afirmado.

Orgulloso del trabajo del PP en Baleares

El de Ávila ha insistido en que la formación tiene «el mejor equipo de candidatos y al mejor y futuro presidente de la región, Biel Company».

«Tienes el mejor programa, la experiencia necesaria y la mayor ambición de futuro para cambiar las cosas, y lo mismo puedo decir de los candidatos a la alcaldía de Palma, Mateu Isern, y al Consell, Llorenç Galmés», ha defendido dirigiéndose a Company.

El líder popular, Pablo Casado (Foto: Europa Press)
El líder popular, Pablo Casado (Foto: Europa Press)

«Muchos amigos en Palma»

Casado ha asegurado tener «muchos amigos en Palma» que recuerdan la gestión del PP en la ciudad como «la mejor etapa de gestión municipal y como un ejemplo para otras muchas ciudades», frente a los «problemas actuales» relacionados con la limpieza, la seguridad o las terrazas.

También ha elogiado a Galmés porque, según ha afirmado, el candidato ‘popular’ al Consell «siempre tuvo muy claro que sus propuestas tenían que permitir a los jóvenes quedarse en las Islas» y no tener que irse a «la Península o a otros países» para encontrar trabajo.

En relación a la candidata ‘popular’ a las elecciones europeas, Rosa Estarás, Casado ha asegurado que Estarás «siempre ha peleado por los intereses de Baleares» y ha incidido en «la importancia de estas elecciones» precisamente para una comunidad autónoma insular como es Baleares.

Pedro Sánchez, Gran Hermano… y Rafa Nadal

«Que el Gobierno de Pedro Sánchez pida hasta la geolocalización de un trabajador como si fuese un Gran Hermano, traspasa la línea del intervencionismo de la izquierda«, ha asegurado Casado antes de aseverar que «si algo hemos aprendido de Rafa Nadal, es que no hay que dar una sola bola por perdida. Somos un gran partido y, una vez más, vamos a sacar a España del atolladero en el que nos ha dejado la izquierda y los nacionalistas».

Anuncia que llevará al Congreso su ley ‘antiokupas’ 

Un día después del incendio de un edificio ocupado de Es Viver en Eivissa con una víctima mortal y varias en estado crítico, Casado ha lamentado ese suceso y ha dado su apoyo a las autoridades que han intentado «aliviar esta catástrofe» que, según ha dicho, «a todos» les «desgarra por igual».

Sin embargo, ha dicho que su partido «se ocupa» de los problemas y ha resaltado que al constituirse las Cortes su grupo parlamentario va a pedir que se tramite esa ley para «prohibir la ocupación de edificios».

Es más, ha señalado que el PP balear ha pedido «muchas veces» una ley contra la ocupación de viviendas y edificios, ya que, según ha recordado, no es la primera vez que el hecho de conectarse a una red eléctrica y el uso de calefacción o suministros de forma irregular provoca «catástrofes».

Penas de prisión y poder echar al ‘okupa’ en un día

Casado ha hecho hincapié en la protección del propietario-arrendador y ha subrayado que «no hay un Estado democrático libre que no se defienda la propiedad privada». Por eso, ha destacado que el PP quiere legislar contra la ocupación y recuperar el «delito de usurpación de vivienda».

Según ha precisado, el PP propondrá que esa ocupación esté penada con penas de uno a tres años de prisión, como ya estaba en el Código Penal «hasta que llegó el PSOE a derogarlo». Además, esa norma facultará a las Fuerzas de Seguridad del Estado para que 12 a 24 horas «se pueda proceder al desalojo de los okupas».

Asimismo, la ley que quiere llevar el PP al Congreso permitirá a las comunidades de propietarios y personas jurídicas iniciar procedimientos de desalojo, al tiempo que impedirá la inscripción en el padrón de los que estén en situación irregular en una vivienda. «Eso es el colmo ya del mundo al revés», ha proclamado.

Eso sí, Casado ha dejado claro que esta norma no afecta a las situaciones de «desamparo económico», de forma que aquellas personas que no puedan pagar la renta o la hipoteca por una «mala» situación laboral no sean desalojadas. Según ha puntualizado, la ley del PP es «para las mafias de la ocupación y aquellas personas que van contra la propiedad privada».

Tras el mitin, recorre el Paseo del Borne

Después del mitin, Casado ha recorrido algunas calles del centro de Palma, junto a una representación de las candidaturas autonómica, insular y municipal.

El paseo del ‘popular’ ha tenido lugar tras un acto de campaña que el partido ha realizado en el restaurante Varadero de la capital balear y ha transcurrido con total normalidad por el Paseo del Borne y la Plaza de la Reina.

En este acto no se ha producido ningún tipo de declaración ante los medios, y Casado ha estado acompañado por el candidato del PP a la presidencia del Govern, Biel Company; la número 2 en las listas a la Cámara autonómica, Margalida Durán; la diputada electa en el Congreso, Margalida Prohens; el secretario general del PP balear, Toni Fuster; y el candidato del PP al Ayuntamiento de Palma, Mateo Isern.

Un brindis en la terraza del Bar Bosch

Durante el paseo, que ha suscitado la curiosidad de turistas y transeúntes, el líder del PP se ha fotografiado con simpatizantes de la formación y ha saludado a dos agentes de la Policía Nacional, que se encontraban en la zona. El presidente nacional del PP también ha sido saludado por un manifestante que portaba una pancarta.

Finalmente, la comitiva ‘popular’ se ha dirigido a la terraza del tradicional Bar Bosch para almorzar, suscitando la curiosidad de decenas de turistas que se encontraban en el lugar. «Vengo a saludarle porque es la única oportunidad que tendré», le ha expresado un simpatizante en la terraza de la cafetería.

Los populares brindando en las terrazas del Bar Bosch
Los populares brindando en las terrazas del Bar Bosch

Marivent tendrá que esperar

El pasado 17 de abril, el popular subrayó que era su séptima visita a las Islas en los últimos seis meses. Además, auguró que en agosto visitará Mallorca para despachar con el Rey en el Palacio de Marivent, como tradicionalmente hace cada año el presidente del Gobierno. “¡Viva el Rey!”, exclamó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.