Un okupa agrede a un técnico que le iba a cortar la luz en Ciutat

Fachada del edificio en el que ha sido okupada una de sus viviendas
Fachada del edificio en el que ha sido okupada una de sus viviendas

Un técnico de Gesa-Endesa ha sido agredido este jueves cuando se disponía a realizar una tarea rutinaria de corte de una conexión eléctrica fraudulenta en una vivienda okupada situada en una planta baja del edificio Residencial Los Olivos en la calle Henri Dunant, en el barrio palmesano de Son Oliva. Todo indica que los okupas son los mismos que los que estaban en Son Güells. Cabe recordar que se les ha relacionado con mafias cuyo objetivo es extorsionar a los propietarios, a los que demandan importantes cantidades de dinero a cambio de no destrozar sus inmuebles. 

Los indeseables vecinos llegaron a la vivienda que ahora okupan durante la noche del pasado Domingo de Pascua. La finca cuenta con 158 casas y tiene cuatro entradas distintas. Con su amenazas, tienen atemorizada a toda la comunidad.

Ya fueron denunciados

Tras su llegada, los vecinos denunciaron la situación ante la Policía Local de Palma. Los agentes se desplazaron hasta en dos ocasiones hasta el lugar puesto que en la primera los okupas no estaban en el domicilio. Y es que, según parece, van y vienen.

Los inquilinos ilegales fueron identificados si bien poco o nada pudo hacer el cuerpo policial.

Señalar que la planta baja okupada era de Bankia, que la vendió en una subasta pública.

¿Qué ha pasado este jueves?

Uno de los okupas ha agredido a un técnico una empresa subcontrada por Endesa que había acudido a cortar la luz después de recibir un nuevo aviso de fraude eléctrico. Además, el empleado ha sido encerrado en el cuarto de contadores. Finalmente, ha podido salir gracias a la ayuda de los vecinos.

Desde la compañía han confirmado que el operario se encuentra bien y que se pondrá una denuncia 

Además, Endesa ha querido remarcar la «peligrosidad» del delito de fraude eléctrico, tanto para las personas como para las instalaciones, pues puede favorecer el riesgo de accidente o de incendio.

Por su parte, la Policía Nacional ha explicado que la denuncia se ha interpuesto sobre las 12:15 horas por un delito leve de lesiones y coacciones debido, tal como se ha explicado, a que el operario no ha podido llevar a cabo el corte en el suministro eléctrico.

Además, el Cuerpo Nacional de Policía está investigando los hechos y está realizando gestiones para la identificación y localización del agresor.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.