Autorizan la extradición del hijo y de la nuera de la mujer asesinada en s´Arenal

Gloria y su hijo, principal sospechoso de su asesinato
Gloria y su hijo, principal sospechoso de su asesinato

Cuando todo hacía presagiar que las extradiciones de P y su novia -los principales sospechosos del asesinato de Gloria Francisca Zacala- se iban a demorar, un juzgado belga ha autorizado, a última hora de este viernes, que ambos regresen a España. La pareja de adolescentes ha comparecido ante las autoridades de Bruselas y ha aceptado su entrega. 

Está previsto que los menores, de 16 y 17 años respectivamente, lleguen a Palma durante los próximos días. Una vez en la Isla, comparecerán ante el juzgado de menores que se encarga de la investigación del caso.

La cita, inicialmente prevista para el 31 de mayo

En un principio, la justicia belga había citado a los jóvenes el próximo viernes 31 de mayo. La decisión de la pareja de mostrar su conformidad para ser extraditados a España ha sido clave para agilizar unos trámites cuyas previsiones más negativas apuntaban que se podían prolongar durante varias semanas.

A Bruselas haciendo escala en Barcelona

A medida que transcurren los días se van conociendo más detalles del plan de huída de P y su novia. El vástago de la víctima de homicidio y su pareja hicieron escala en Barcelona antes de trasladarse a Bruselas (Bélgica), donde este pasado martes fueron arrestados.

Ninguno de los dos portó consigo su móvil en su escapada para evitar ser rastreados. Una medida que, pensaron, les ayudaría a no ser localizados. Escogieron como destino un barrio de la capital belga, el de Schaerbeek, en el que pensaban que pasarían inadvertidos debido a la mezcla de cultura y el alto índice de delincuencia.

Hospedados en un hotel de dos estrellas 

Durante seis noches los adolescentes pernoctaron en el Bentley, un hotel de dos estrellas ubicado a unos tres kilómetros del centro en el que renovaban a diario su estancia a cambio de 50 euros. Los jóvenes, que intentaban pasar desapercibidos como una pareja de enamorados que disfrutaba de unas vacaciones, cometieron varios errores de bulto. Entre ellos, identificarse con sus nombres reales en el establecimiento.

P y su chica pasaban mucho tiempo en la habitación del hotel, ubicado en el número 51 de la Avenue Rogier. No obstante, también aprovecharon el tiempo para hacer turismo.

Pillados 

El pasado martes, una semana después de abandonar la Isla, tocaron a la puerta de su habitación alrededor de las 06:00 horas. Evidentemente, los jóvenes estaban durmiendo. Al abrir, se vieron «sorprendidos» por agentes del FAST, un grupo de la policía belga especializado en capturar a fugitivos.

En declaraciones al periódico nacional Het Laatste Nieuws, el jefe del FAST señaló que «pensaban que aquí estaban a salvo«.

Una semana desaparecidos 

Los jóvenes llevaban justo una semana en paradero desconocido. Al chico se la había perdido el rastro hace siete días después de que denunciara, en compañía de su madrina, la desaparición de su madre ante la Guardia Civil. Ese mismo día, «desapareció» también su novia, que antes de huir sustrajo unos 200 euros a su madre.

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, incluyendo la que invita a pensar que ambos recibieron ayuda para huir del país.

¿Qué les puede pasar?

La Policía Nacional está a la espera de que se autoricen las extradiciones de los dos sospechosos, ahora bajo la custodia belga. La autoridad policial está pendiente de la resolución que adopte el juzgado de Bruselas que lleva el caso.

Una vez autorizada, se irá a buscar al joven y a su novia para trasladarlos a Mallorca. El proceso podría tardar cerca de un mes. Los padres de ella, vecinos del Coll d´en Rabassa, han pedido autorización para poder visitarlos.

El vástago de Gloria se enfrenta a una medida máxima de ocho años de internamiento en régimen cerrado, que puede ser complementado con hasta otros cinco de libertad vigilada.

Los agentes investigan que grado de implicación pudo tener cada uno de los sospechosos en el homicidio.

Otras pesquisas

Por otra parte, el Grupo de Homicidios no ha encontrado ni el bolso ni el teléfono móvil de la fallecida. Por ello, creen probable que el asesino se deshiciera de todos sus efectos personales para no dejar pistas.

Fotos borradas 

La mañana del pasado domingo 12 de mayo, Gloria no acudió a la cita que tenía con sus compañeros de trabajo. Horas después, su amiga y madrina del sospechoso se desplazó hasta su casa, situada en la carretera Militar de s´Arenal, extrañada por su ausencia.

La mujer explicó a su ahijado que estaba preocupada, puesto que no sabía nada de su amiga desde el viernes por la tarde. Tampoco había estada activa en las redes sociales y el móvil esta apagado.

Cabe recordar que ese viernes, Gloria mantuvo una conversación por whatsapp con su jefa alrededor de las 21:15 horas. En un momento dado, la ahora fallecida se desconectó. Ya no volvió a conectarse más.

Según sospechan los investigadores, P aprovechó el tiempo que transcurrió entre el viernes y la visita de su madrina para acceder a los perfiles de su madre en Facebook e Instagram. No tuvo problemas, puesto que Gloria tenía apuntadas todas sus contraseñas en una libreta. Una vez dentro, el menor borró todas las fotos en las que aparecían juntos.

El móvil

El Grupo de Homicidios investiga una posible discusión que mantuvieron la fallecida y su hijo que pudo acabar con un desenlace jamás esperado. La relación entre ambos se había deteriorado durante las últimas semanas.

A la madre no le gustaba la novia de P, una chica de 17 años y vecina del Coll d´es Coll de Rabassa. Ambos estudian en el mismo instituto, si bien ella lo hace en un curso superior.

Ruidos y actitud esquiva

Algunos vecinos han asegurado haber escuchado ruidos y grandes golpes en horas poco apropiadas y los compañeros de trabajo de Gloria afirman que el hijo y principal sospechoso mantuvo una actitud esquiva y despreocupada cuando empezaron a encenderse las alarmas.

Los investigadores no descartan que P pudiera haber convivido con el cadáver de su progenitora durante horas e incluso días. Además, sospechan que pudo haber mentido en su denuncia para crear confusión y así, ganar tiempo para su huida.

Los datos del forense  

Los primeros datos del examen forense practicado no permitieron aclarar cuál fue la causa de la muerte. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición, lo que dificultó las pesquisas.

Los resultados de las analíticas y de otras pruebas que fueron remitidos a Barcelona revelaron que Gloria fue víctima de un homicidio y que falleció entre la noche del viernes y el domingo de la pasada semana.

A pesar de no estar claras las causas, los resultados señalan que la mujer falleció tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, descartando las hipótesis de que podría haber recibido golpes en la cabeza o había sido estrangulada.

El cadáver no presentaba lesiones externas mortales y ahora se está a la espera de nuevas pruebas para tratar de despejar las incógnitas.

Un candado inquietante 

Una semana antes, el pasado viernes 10 de mayo, el joven colocó un candado en la puerta de acceso al garaje comunitario donde días más tarde fue hallado el cuerpo de su madre. Además, algunos testigos le vieron sangrar por la nariz.

Un espeluznante hallazgo

El hallazgo tuvo lugar alrededor de las 01:00 horas de la madrugada del pasado miércoles 15 de mayo, coincidiendo con el regreso del compañero del piso que madre e hijo compartían de un viaje.

Un fuerte olor procedente del garaje llamó su atención. Y hasta allí se dirigió. Entonces, al abrir un arcón de playa se encontró con un cadáver en avanzado estado de descomposición y envuelto en bolsas de basura atadas con cinta americana. Era Gloria.

Investigación por homicidio

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo de la investigación para conocer las causas de su muerte. Acompañados por agentes de la Policía Científica, registraron durante toda la noche con detalle de la vivienda en búsqueda de pistas o indicios que argumentara lo sucedido.

A Gloria se le perdió el rastro el pasado domingo 12 de mayo. Había quedado con sus compañeros de trabajo en Aqualand (antiguo Aquacity), el parque acuático del Arenal donde trabajaba como limpiadora. No se presentó a la cita.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.