El mayor alijo de cocaína interceptado en Baleares

El pasado domingo frente a las costas de Málaga, efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con apoyo de medios aéreos, interceptaron a un velero que se dirigía a Baleares y que había sido controlado por una aeronave tras sospechar que podría llevar droga. En concreto, se detectó en la Isla Mauricio y se inició un Plan de control para no perder la embarcación hasta culminar con la incautación de 600 kilogramos de cocaína.

Durante la actuación se detuvieron a los dos tripulantes, un ciudadano lituano con antecedentes de tráfico de drogas y otro español residente en Eivissa al que no constan antecedentes como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas.

La droga incautada es de gran pureza (Foto: Guardia Civil)
La droga incautada es de gran pureza (Foto: Guardia Civil)

«Mucho más de 20 millones de euros»

Los 600 kilogramos (kg) de cocaína interceptados por la embarcación ‘Río Segura’ de la Guardia Civil en un velero que navegaba en el sur de Península y se dirigía a Baleares tienen un valor de «mucho más de 20 millones de euros«, si bien «habría que contemplar si se iba a destinar a venta al por mayor o al menudeo«, ha señalado este viernes el portavoz de comunicación del Insituto Armando, Paco Molina.

Los investigadores tardaron dos días en encontrar la droga ya que estaba «muy bien camuflada»

«Se localizó en un baño de popa, habían construido un falso tabique con un tablero marino forrado y pintado y pasaba totalmente desapercibido, desmontaron el barco entero antes de encontrar la cocaína«, ha explicado antes de subrayar que «es la mayor incautación de cocaína en Baleares«.

Gran pureza

Molina ha explicado que la droga tiene una «elevada pureza» porque «proviene de Sudamérica«, de la zona del Caribe. Sin embargo, no ha especificado más detalles sobre la procedencia, ya que el caso se encuentra aún bajo secreto de sumario.

La droga, en Palma

Los detenidos pasaron a disposición judicial y se encuentran en estos momentos ingresados en prisión en Málaga y serán trasladados a Baleares.

Por otra parte, la droga fue transportada a Palma, en concreto a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de la calle Manuel Azaña. En cuanto el juez lo autorice, será incinerada.

Un amplio operativo desplegado

El operativo fue coordinado desde el Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima de la Guardia Civil en Madrid y se ha desarrollado por el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de Baleares en colaboración con los servicios aduaneros franceses, efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, Comandancia de Málaga y el Centro de Coordinación y Vigilancia Marítima.

La actuación se enmarca en la operación ‘Indalo’, liderada por la Guardia Civil y coordinada por la agencia europea de fronteras exteriores Frontex, contexto en el que participaba una avión de la Policía y Guardia de fronteras de Estonia que realizó el seguimiento del velero desde el aire antes del abordaje.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.