El pirómano actúa en tres puntos diferentes en apenas 3 horas

El pirómano va camino de alcanzar los 400 contenedores quemados en 18 meses (Foto: Archivo)
El pirómano va camino de alcanzar los 400 contenedores quemados en 18 meses (Foto: Archivo)

El fantasmagórico pirómano al que nunca nadie ve ha vuelto a actuar durante esta pasada madrugada. Después de sus dos últimas actuaciones a plena luz del día en la calle Mariàn Aguiló, el vándalo ha regresado para hacer arder contenedores en tres puntos distintos de Ciutat en apenas tres horas. Afortunadamente, en ninguno de ellos ha habido que lamentar heridos ni daños en vehículos estacionados ni en fachadas cercanas.

El primero de los tres incendios provocados ha tenido lugar alrededor de la medianoche en la calle Guadiana número 18, en el barrio palmesano de Son Cladera.

El segundo y el tercero, casi consecutivos 

Aproximadamente dos horas después, el pirómano ha actuado en el número 43 de la calle Aragón. Hasta allí se han trasladado los Bombers de Palma. Cuando todavía no habían sofocado las llamas, han recibido el aviso de otro fuego intencionado a la altura del número 41 de la calle Jafuda Cresque.

Cuando han llegado, el fuego ya había calcinado uno de los depósitos y amenazaba en hacer lo propio a los coches que estaban al lado estacionados e incluso, extenderse hasta la fachada de un edificio cercano. La celeridad de los Bombers ha evitado el drama.

También a plena luz del día

Horas antes de los tres fuegos intencionados, el pirómano había actuado a plena luz del día en la calle Mariàn Aguiló. En concreto, a las 08:45 horas. Un operario del servicio de limpieza dio el aviso antes de apagar el fuego gracias a un cubo lleno de agua. Hasta el lugar se desplazó una dotación para comprobar que estaba bien sofocado.

El pasado domingo por la tarde, el vándalo hizo arder un depósito en la misma calle. Eran pasadas las 18:00 cuando los Bombers de Palma recibieron el aviso. La celeridad de su actuación evitó que las llamas que extendieran y afectaran al resto de contenedores situados al lado del quemado.

Otro por la mañana

También el pasado domingo, en concreto a las 09:00 horas, los Bombers sofocaron el fuego en otro depósito en la calle Joan Miró.

Los agentes de la Policía Nacional siguen con sus pesquisas para atrapar al vándalo o al grupo de pirómanos que parecen desafiarles con cada una de sus acciones.

Cada contenedor vale 1000 euros del contribuyente

Desde diciembre de 2017 han ardido en Palma unos 360 contenedores. Una grosera cantidad que supone una gran pérdida económica porque cada recipiente cuesta 700 euros. A esto hay que sumar el coste de retirarlos tras el incendio, además de la posterior limpieza. Todo ello añaden a las pérdidas 300 euros adicionales para cada contenedor.

Así pues, teniendo en cuenta que el coste total asciende hasta los 1.000 euros por unidad, el montante económico ha sido de unos 360.000 euros.

Leer Más: Queman otros cuatro contenedores en Palma

Dos pirómanos entre rejas

Dos hombres, de 48 y 51 años de edad, fueron detenidos por el incendio de cinco contenedores y tres vehículos en la calle Poeta Guillem Colom. Ambos ingresaron el pasado jueves 25 de abril en prisión sin fianza.

Francisco José M.M, el acusado que fue grabado por una cámara de control del tráfico de Cort mientras lanzaba un trapo ardiendo a los depósitos, se negó a declarar. El otro, José F.D., se desvinculó de los hechos.

Leer Más: «Hemos pasado muchísimo miedo»

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.