Aquel doblete de Reyes al Mallorca que le dio una Liga al Real Madrid

El recién fallecido José Antonio Reyes completó una brillante carrera profesional como futbolista de primer nivel. El utrerano, que perdió la vida este pasado sábado en un accidente de tráfico cuando regresaba de entrenar con el Extremadura, deja un legado con un total de 14 títulos: una liga de Segunda División con el Sevilla; una Premier League, una FA Cup y una Supercopa de Inglaterra con el Arsenal; una Copa de la Liga con el Benfica, cinco UEFA Europa Leagues (cuatro como sevillista y una como colchonero); una Intertoto y una Supercopa de España con el Atlético de Madrid; una Eurocopa sub 19 con España y una Liga con el Real Madrid, esta última tras ganar en la última jornada al RCD Mallorca con un doblete suyo. 

Y es que en la última jornada del curso 2006/07, y como ya ocurriera en la 65/66, el calendario determinó un duelo entre merengues y barralets en el Bernabéu. En esta ocasión, el grupo de Manzano llegó con la permanencia matemáticamente conseguida. En cambio, los blancos necesitaban ganar para alzar su trigésimo título de Liga.

Reyes celebrando uno de sus tantos junto a Sergio Ramos y Robert Carlos
Reyes celebrando uno de sus tantos junto a Sergio Ramos y Robert Carlos

Cuando el Mallorca era la Bestia Negra madridista

Durante la semana, el RCD Mallorca acaparó más atención de los medios nacionales que durante todo el curso. Y no era para menos. En aquella época no tan lejana, el conjunto barralet era la auténtica Bestia Negra de los merengues.

Todo empezó el 1 de noviembre de 2000 con el primer triunfo en Primera División de los bermellones en el feudo blanco (0-2). En el ejercicio siguiente, los isleños sumaron un punto vital (0-0) en la penúltima jornada para lograr la permanencia en el último suspiro ante el Real Valladolid.

En la campaña 2002/03, el RCD Mallorca dejó fuera de la Copa a los madridistas en cuartos de final… y les endosaron un histórico 1-5 en el torneo regular. Triunfo que repitieron en la 2003/04 con un extramotivado Samuel Eto´o (2-3). Además, y por si fuera poco, la victoria en Son Moix (2-1) en la 2005/06 provocó la dimisión de Florentino Pérez.

El Real Madrid dependía de sí mismo

El conjunto local, dirigido entonces por Fabio Capello, se había situado al frente de la tabla en la penúltima jornada gracias al recordado Tamudazo que supuso el empate a dos del RCD Espanyol en el Camp Nou. Además, los madridistas llegaban con la confianza que proporcionaban sus últimos épicos triunfos, todos ellos firmados sobre la bocina.

Así sucedió ante el Sevilla con un tanto de Guti, frente al Espanyol con Higuaín, en Huelva merced a una rápida contra culminada por Roberto Carlos e incluso, en la jornada anterior con aquel gol de Van Nistelrooy en Zaragoza que evitó la derrota y les aupó al liderato.

Dicho de otra manera, salvo el triunfo más o menos holgado ante el Deportivo (3-1), cuatro de los últimos cinco partidos se decantaron a su favor muy, muy al final.

Varela silencia al Bernabéu

El domingo 17 de junio de 2007, Arango avisó de las intenciones de los de rojo y negro en el primer minuto de partido con un tiro que repelió el palo. En el 15, un pase del venezolano sirvió para que Varela inaugurara el marcador con un disparo cruzado que batió a Casillas. Entonces, el silencio se apoderó de la afición que abarrotaba el coliseo.

Al Madrid le entró el miedo, sobre todo cuando el goleador Van Nistelrooy tuvo que ser sustituido a la media hora de juego al estar lastimado. Señalar que las molestias impidieron que el holandés alzara una Bota de Oro que finalmente fue para el gran Francesco Totti. Eso sí, el ariete acabó el curso como Pichichi. Poco después, otro cambio por lesión, en esta ocasión en el bando visitante: Ramis entró por Nunes. En el descanso, y producto de las necesidades, Capello realizó un cambio antagonista: Guti por Emerson.

La madera impide el 0-2

Tras la reanudación, y con el Barça ganando plácidamente en Tarragona, Fernando Varela tuvo en sus botas el 0-2. El ex bético se plantó solo ante Casillas, superando al guardameta con un disparo raso que escupió la madera.

La noche de Reyes

Luego, el palo se alió con los insulares en un libre ejecutado por un David Beckham que a falta de 25 minutos para el final, tuvo que dejar el terreno de juego lesionado. Y caprichos del destino, su sustituto José Antonio Reyes empató en su primer contacto con el balón tras una buena jugada de Robinho. El Bernabéu explotó, consciente de que su empuje era necesario para lograr el segundo. La sobreexcitación estuvo a punto de pasar factura al goleador blanco que mereció ser expulsado tras cometer una terrible entrada sobre Fernando Navarro.

El sufrimiento de los anfitriones acabó en el minuto 79 cuando tras un saque de esquina botado por Higuaín, el discutido Diarra saltó más que nadie para conectar un cabezazo que, tras tocar en el heleno Basinas, se coló en la meta de Moyà. Tres más tarde llegó la sentencia con un disparo desde la frontal del sevillano cedido por el Arsenal, Reyes.

Victoria Beckham, Tom Cruise y Katie Holmes no se perdieron la cita
Victoria Beckham, Tom Cruise y Katie Holmes no se perdieron la cita

Los VIPS explotan con los goles del utrerano

El éxtasis fue total entre los presentes, incluyendo a un Rafa Nadal que no se cortó en celebrar los goles ante el equipo de su tierra. Tampoco se perdieron el choque la Spice Girl Victoria Adams (señora de Beckham) sentada junto al actor Tom Cruise y su esposa, la también actriz Katie Holmes. Todos ellos, evidentemente, con gafas de sol negras.

Al acabar el envite, los madridistas celebraron por todo lo alto un sufrido triunfo que valió su trigésima Liga en la última noche de Roberto Carlos y David Beckham como merengues. No hay que olvidar que los blancos llevaban cuatro temporadas sin levantar el campeonato doméstico de la regularidad.

Señalar que en esta ocasión, el Presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, no bajo al terreno de juego debido a  las críticas recibidas una semana antes por su celebración en Zaragoza cuando el mandatario ya daba por hecho el título. Por la parte visitante, la vendetta del descenso de 1966 tendrá que esperar… quién sabe hasta cuándo.

Ficha técnica

REAL MADRID (3): Casillas, Salgado, Sergio Ramos, Cannavaro, Roberto Carlos, Emerson (Guti, min 45), Beckham (Reyes, min 65), Diarra, Robinho, Van Nistelrooy (Higuaín, min 30) y Raúl.

RCD MALLORCA (1): Moyà, Héctor, Ballesteros, Nunes (Ramis, min 35), Fernando Navarro, Varela, Pereyra (Trejo, min 89), Basinas, Jonás Gutiérrez, Arango y Víctor Casadesús (Maxi López, min 67).

COLEGIADO: Muñiz Fernández (colegio asturiano)

GOLES: 0-1 Varela (min 15); 1-1 Reyes (min 67); 2-1 Diarra (min 79); 3-1 Reyes (min 82)

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.