Rafael Nadal XII, rey de la tierra en París

El tenista mallorquín Rafa Nadal ha conquistado este domingo su duodécimo título de Roland Garros, segundo ‘grande’ de la temporada, tras imponerse en la final al austriaco Dominic Thiem en cuatro sets (6-3, 5-7, 6-1, 6-1), un resultado que le afianza como el rey de la tierra batida y que le convierte en el tenista con más títulos en un mismo evento individual de ‘Grand Slam’. El balear, que levanta por duodécima vez la ‘Copa de los Mosqueteros’, alcanza los 18 ‘grandes’ y se queda a solo dos del suizo Roger Federer. 

El helvético, al que Nadal apabulló el viernes en semifinales, lidera la clasificación histórica con 20 trofeos y otras 10 finales. El podio histórico lo completa el serbio Novak Djokovic, con 15, y los tres superan al durante mucho tiempo referente en esa faceta, el estadounidense Pete Sampras (14).

El mallorquín con su duodécimo Roland Garros
El mallorquín con su duodécimo Roland Garros

Supera a Margaret Court

Además, con su 59º ‘entorchado’ sobre la arcilla roja deja atrás a la australiana Margaret Court, con la que empataba en número de títulos de un mismo ‘Grand Slam’ a nivel individual, después de que la extenista ganase en once ocasiones el Abierto de Australia.

El último partido a cielo abierto

En el último duelo sin cubierta en la Philippe Chatrier, el cielo de París ha concedido una tregua para asistir a un nuevo hito de rey de la tierra batida. La lluvia había aplazado del viernes al sábado el duelo del austriaco ante el serbio Novak Djokovic, que se jugó a trompicones en su reanudación por la intermitencia de los chaparrones.

Sin embargo, Thiem, que el año pasado caía en la final ante el mismo rival, no ha acusado el cansancio acumulado y el día menos de descanso que el balear y ha saltado dispuesto a dar la sorpresa en la pista central y emular a su pareja, la francesa Kristina Mladenovic, que este mismo sábado se proclamaba campeona de dobles junto a la húngara Timea Babos.

El austriaco parece no acusar el poco descanso

De hecho, ha impedido que el de Manacor se marchase 3-0 por primera vez en esta edición del torneo, y no solo eso, sino que ha aprovechado su primera bola de ‘break’ del encuentro para romper el servicio del balear y poner el 3-2 en el marcador.

El contratiempo ha obligado a reaccionar al español, que ha respondido con un ‘contrabreak’ para abrir una racha de cuatro juegos ganados de manera consecutiva que permitieron adjudicarse el primer parcial en 56 minutos de juego.

Thiem iguala y Nadal responde

La igualdad ha marcado el transcurso del segundo set, donde ambos se han mostrado muy sólidos con su saque y solo se concedieron diez puntos al resto. Hasta seis juegos se han cerrado en blanco, y el duodécimo ha resultado definitivo.

Con Thiem restando, Nadal se ha adelantado 15-0, pero su adversario ha logrado cuatro puntos seguidos que sellaron su quiebre. El balear ha perdido un set en una final de Roland Garros por primera vez desde 2014, cuando en aquella histórica final ante Djokovic consiguió reponerse de un primer parcial adverso.

Y contra las dificultades emerge el mejor Nadal; ni una duda ha asaltado al de Manacor, que ha exhibido sus mejores golpes tanto subiendo a la red como desde el fondo de la pista para poner un cómodo 4-0 ante un Thiem que solo ha sumado un punto en esos primeros cuatro parciales.

El centroeuropeo, que comenzaba a divisar el ‘fantasma’ de la final perdida ante Rafa el año pasado, ha empezado a fallar golpes fáciles y a mostrar una debilidad inexistente en el inicio del choque, y Nadal no titubeó. Agresivo y sin conceder un solo punto al servicio, ha cerrado con otra rotura la manga en 24 minutos. La duodécima ‘Copa de los Mosqueteros’ se acercaba.

El manacorí conquista su duodécimo Roland Garros

El motor seguía carburando y, aunque se ha visto obligado a defenderse de tres bolas de rotura de las que ha gozado un Thiem dispuesto a morir matando, se ha adelantado 3-0 y ha encarrilado su triunfo con un quiebre en el sexto juego, con el que fraguaba, tras tres horas justa de partido, su enésima gesta sobre su superficie preferida.

https://twitter.com/Eurosport_ES/status/1137758414946353153

Segundo trofeo del año del rey de la tierra batida

El éxito también afianza al balear como rey de la tierra batida con 59 trofeos, por delante del argentino Guillermo Vilas (49). Se trata también de su segunda victoria final del año, tras imponerse en la final del Masters 1.000 de Roma, también sobre la arcilla roja, ante Djokovic (6-0, 4-6, 6-1).

Sin embargo, continúa cuarto en la clasificación histórica de títulos ATP (82), que comanda el estadounidense Jimmy Connors (109) por delante de Federer (101) y del checo Ivan Lendl (94).

Federer, próximo objetivo

Desde que conquistara su primer ‘grande’ en Wimbledon 2003, Federer acumula ocho trofeos sobre la hierba inglesa (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2009, 2012 y 2017), seis Abierto de Australia (2004, 2006, 2007, 2010, 2017 y 2018), cinco US Open (2004, 2005, 2006, 2007 y 2008) y un Roland Garros (2009).

Por su parte, Nadal cuenta con doce títulos en París (2005, 2006, 2007, 2008, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2017, 2018 y 2019), tres del US Open (2010, 2013 y 2017), dos en Wimbledon (2008 y 2010) y uno en Australia (2009).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.