Multan a tres turistas por hacer balconing en Calvià

En todo el año pasado se interpusieron 11 multas por balconing (Foto: Archivo)
En todo el año pasado se interpusieron 11 multas por balconing (Foto: Archivo)

La Policía Local de Calvià, en cumplimiento de la Ordenanza para el Fomento de la Convivencia, ha multado a tres turistas (al menos uno de ellos español) por balconing u otros hechos similares, como haber saltado de un balcón hasta la piscina o haber intentado pasar entre balcones. El importe de la sanción por este comportamiento oscila entre los 600 y los 1.500 euros.

Se trata de una falta grave y los responsables son las personas que lo llevan a cabo, así como aquellas que inciten a estas conductas, sin que pueda extenderse esta responsabilidad a la persona propietaria del establecimiento o la persona explotadora.

Incluidas en la ordenanza municipal de Fomento de la Convivencia en Calvià desde 2016

Estas multas por balconing están incluidas en la ordenanza municipal de Fomento de la Convivencia en Calvià desde 2016, y antes ya estaban recogidas en la derogada Ordenanza de Policía y Buen Gobierno de Calvià.

En 2018 se interpusieron 11 multas por balconing

Normalmente se trata de jóvenes turistas que han consumido gran cantidad de alcohol. Cabe recordar que en esta temporada turística ha habido ya un fallecido en Calvià.

Seis precipitados en la Isla en apenas 18 días 

Todo empezó el viernes 31 de mayo, cuando un joven sueco cayó desde unos tres metros y fue trasladado a Son Espases en estado crítico.

Durante la madrugada del miércoles 5 de junio, un turista británico se precipitó en Punta Ballena desde una altura de unos 8 metros cuando intentaba colarse en el edificio Complex. Milagrosamente, tan solo se rompió un tobillo.

Un día después, el jueves 6, un alemán de 35 años resultó herido grave al caer desde un segundo piso del Hotel Playa Grande, situado en la calle Aguaimarina de la Platja de Palma.

Uno de ellos, el primer fallecido de la temporada

El pasado 7 de junio, el verano se cobró su primera víctima mortal cuando todavía ni siquiera ha empezado de manera oficial. Después de tres sustos en apenas seis días, la que fue la cuarta precipitación en una semana tuvo el desenlace más trágico. Un joven turista, de tan solo 20 años y de nacionalidad británica, perdió su vida tras caer desde un segundo piso del hotel Wave House, a la altura del número 18 de la Avenida Magaluf.

El 12 de junio, una joven -de 18 años de edad y de nacionalidad española- sufrió policontusiones tras precipitarse desde unos cuatro metros, en un concreto de un primer piso del hotel BH, ubicado en Magaluf y propiedad del Grupo Cursach Ocio. La chica, que estaba de vacaciones en la Isla junto a unas amigas, fue trasladada al hospital de Son Espases.

Finalmente, el domingo 16 llegó en Palmanova la sexta víctima de esta absurda moda cuando una joven menor de edad, de 17 años y de nacionalidad británica, se precipitó desde el primer piso de un hotel en la calle Germans Pinzones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.