Ventajas del mini crédito sobre el préstamo tradicional

Los mini créditos o créditos rápidos son una herramienta muy recurrente hoy en día para conseguir liquidez de manera rápida y con pocos requisitos. Se trata de un préstamo por una cantidad baja, generalmente no superior a unos 800 euros, que permite afrontar gastos inesperados y urgentes que necesitan de una solución inmediata. En España, desde la llegada de la crisis, está cada vez más extendido este recurso financiero para hacer frente a gastos en el hogar, reparaciones de coches o emergencias de salud dental. Por eso, en los últimos años han surgido en el mercado numerosas entidades privadas basadas en este modelo de negocio.

Aunque las condiciones concretas del mini crédito dependen de la empresa que lo emite, existen rasgos comunes: el plazo de devolución es de aproximadamente un mes con un interés de alrededor de un 1% al día y los costes generados por retrasos en el pago del préstamo suelen ser altos. Estos préstamos rápidos online tienen también unos intereses mucho mayores que los de los préstamos tradicionales, pero pueden sacar de un apuro a quien no reúna los requisitos que pide la banca, así como a quien no tenga tiempo para afrontar todo el papeleo necesario que significa acceder al dinero a través de una entidad tradicional.

El mini crédito no es lo mismo que el micro crédito. Esta segunda forma de financiación es muy habitual entre empresarios o emprendedores para hacer frente a la puesta en marcha de un negocio o proyecto personal. El mini crédito es, sin embargo, habitual para afrontar un gasto privado como puede ser la compra de un electrodoméstico estropeado, para saldar una deuda urgente o para cubrir un gasto de primera necesidad.

Se trata de una solución rápida sin necesidad de buscar un aval para demostrar la capacidad que tiene el solicitante para devolver el dinero. Esta característica del mini crédito es una de las más atractivas junto a su inmediatez, ya que es posible disponer del dinero en metálico en un tiempo récord. Algunas entidades que ofrecen mini créditos son conocidas por ser capaces de poner el dinero a disposición del cliente incluso en menos de 5 minutos.

Ventajas de los mini créditos

  • A la hora de pedir un crédito tradicional, en el caso de no contar con una nómina u otros ingresos habituales, será necesario presentar un aval de cualquier tipo. Una de las grandes ventajas del mini crédito es que no es necesario documentos que demuestren la capacidad para devolver el dinero prestado.
  • Personas que no tienen la opción de acceder a un préstamo bancario pueden solicitar un crédito rápido online sin problemas. Incluso con un mal historial crediticio o cuando ya ha sido denegado un préstamo tradicional se puede acceder a un mini crédito.
  • La burocracia tediosa que supone pedir dinero en el banco desaparece de un plumazo con esta opción de financiación. El dinero se puede solicitar a través de Internet en pocos minutos sin tener que reunir ningún papel.
  • Cuando se pide un préstamo a través de una entidad tradicional, es necesario explicar el fin para el que se requiere el dinero. Sin embargo, si se solicita un mini crédito no es necesario explicar en qué se va a emplear el préstamo.
  • La banca tradicional es menos flexible en cuanto a los plazos de devolución establecidos si se quiere saldar la deuda antes de tiempo. El mini crédito puede pagarse antes del plazo de devolución sin pagar ninguna penalización, lo cual sí suele ocurrir con un micro crédito o préstamo bancario de otro tipo.

1 Comentario

  1. La verdad es que sonmucha más rápidos, solo eliges en la calculadora del sitio web la cantidad y el tiempo que vamos a pagar. Freezl.es me aprobó en préstamo en 15 mnutos y se reflejo en mi cuenta en una hora.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.