Un mallorquín, herido por asta en el quinto encierro de los Sanfermines

Los Victoriano del Río arrollan en un encierro con un herido por asta (Foto: EP)
Los Victoriano del Río arrollan en un encierro con un herido por asta (Foto: EP)

Los toros de Victoriano del Río han arrollado este jueves a numerosos mozos en el quinto encierro de los Sanfermines, en el que los corredores han tenido más opciones de correr delante de las astas de los toros, al dividirse la manada en tres partes en la última parte de la calle Estafeta. Se han registrado un herido por asta y cinco traslados por traumatismos.

Según el parte médico facilitado por el subdirector del servicio de Urgencias del CHN, Tomás Belzunegui, un chico de Mallorca, S.A.G. de 27 años, es el mozo que en el tramo de Telefónica ha resultado corneado en un brazo, una herida de la que estaba siendo valorado para pasar a quirófano y quedar ingresado. El joven, procedente de Portals Nous, presenta una fea herida en la axila que finalmente ha precisado intervención quirúrgica.

Cinco traslados por traumatismos

En cuanto al resto de heridos, todos presentan pronóstico leve, salvo en el caso de un mozo pamplonés, que es reservado. Se trata I.G.C., de 54 años, que ha sido trasladado desde el tramo del Ayuntamiento.

Los demás heridos por traumatismos son D.U.F., varón de 41 años, natural de Hellín (Albacete), trasladado desde Telefónica; M.T.R., de 37 años, natural de Almassera (Valencia), desde Espoz y Mina; I.G.J., de 21 alism procedente de San Sebastián de los Reyes (Madrid), desde Estafeta; y D.E.R., de 34 años, natural de San Sebastián (Gipuzkoa), desde Santo Domingo.

Menos de tres minutos

El encierro, que ha durado 2 minutos y 45 segundos, ha comenzado puntual a las ocho desde los corrales de Santo Domingo. En el comienzo, la carrera ha seguido la tónica habitual de los últimos encierros, con los cabestros abriendo la carrera a fuerte ritmo ya desde el inicio.

La carrera ha continuado sin mayores incidencias por el tramo del Ayuntamiento y Mercaderes, donde la manada ha tomado la curva agrupada y sin resbalones y dejando atrás a un corredor tendido en el suelo.

Han sido dos cabestros los que han enfilado en cabeza la Estafeta, guiando a toda la manada, que ha salido unida de la curva, sin permitir a los mozos que pudieran correr delante de las astas de los toros.

Conforme ha ido avanzando la carrera, la manada se ha ido estirando

Al final de la Estafeta, la manada se ha dividido en tres partes, lo que ha facilitado la labor de los corredores. Por delante han quedado dos toros con cabestros, que han accedido hasta los chiqueros de la plaza de toros en dos minutos y 13 segundos sin generar mayores incidencias.

Por detrás han ido otros dos astados que han tardado una decena de segundos más en acceder a los chiqueros y tras ellos han quedado los dos últimos toros, que han corrido en solitario. Varios mozos se han visto arrollados por los toros en Telefónica y en la bajada al callejón.

Además, cuando los dos últimos astados han entrado al coso taurino y se dirigían a los chiqueros, un participante en el encierro que iba tocando a un toro por el lomo ha hecho que el astado se distrajera y detuviera su marcha, girándose a la izquierda de la plaza. Ello ha obligado a los dobladores a esforzarse para poder conducirlo hasta los chiqueros de la plaza, a los que ha entrado cuando se cumplían dos minutos y 45 segundos de carrera.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.