Los toros regresan a Ciutat

Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y Roca Rey forman el cartel de la corrida que se celebrará en la Plaza de Toros de Ciutat
Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y Roca Rey forman el cartel de la corrida que se celebrará en la Plaza de Toros de Ciutat

Los toros vuelven a Mallorca. A pesar de los intentos de PSIB-PSOE, Més y Podemos por prohibir las corridas en las Islas, este próximo 9 de agosto el espectáculo taurino regresará al Coliseo Balear, en Palma. Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y Roca Rey forman el cartel de la corrida que se celebrará en la Plaza de Toros de Ciutat, que conmemora este 2019 su noventa aniversario.

Por su parte, Vox ha celebrado el regreso de la tauromaquia a Palma, algo que el partido ultraderechista considera una «bofetada de realidad» para los partidos del Pacte en Baleares. «Los toros vuelven por encima del sectarismo del Govern», ha señalado el líder Jorge Campos, quien considera que la Ley de Toros ‘a la balear’ «sólo se ponía al servicio de grupúsculos animalistas radicales» y «acabar» con «cualquier vestigio que les pareciera español».

Los toros volverán a morir en Palma

El anuncio de la corrida llega medio año después de que el Constitucional tumbara alguno de los artículos clave de la ley balear de Bienestar Animal aprobada por la mayoría de izquierdas en el Parlament, los toros volverán a morir en Palma.

Cabe recordar que el Tribunal Constitucional (TC) declaró inconstitucionales varios artículos de la Ley de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales en las Islas, que fue aprobada en 2017. Entre ellos se encontraban los que impedían la muerte del animal o el uso de caballos.

Artículos y restricciones

Con los artículos que el Constitucional mantuvo de la ley, la corrida de toros deberá cumplir toda una serie de exigencias. Entre los artículos que deberán cumplirse está que los toreros y toros deberán someterse a control antidopaje, está prohibido el acceso a menores de edad, no se puede consumir ni vender alcohol y es obligatorio informar fuera de la plaza de que «el espectáculo puede herir la sensibilidad de los espectadores».

Sobre la Ley de Bienestar Animal, que prohíbe la entrada de menores de 18 años a las plazas, Vox asegura que «revertirán» la situación al considerar que es un «intento» de «querer matar la Fiesta«.

«El 9 de agosto se da un primer paso en la recuperación de las libertades. Armengol y sus socios se pueden ir preparando, esto no ha hecho más que comenzar«, ha advertido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.