El Auditorium de Palma cumple 50 años ofreciendo el mejor espectáculo

Vista exterior del Auditorium de Palma
Vista exterior del Auditorium de Palma

En 1969 nuestra sociedad vivió uno de los momentos más históricos para el ser humano: por primera vez  visitamos lugares alienígenas, el astronauta Neil Amstrong ponía su huella en la Luna, acompañado por Aldrin y Collins. Un hito extraordinario. Y aquí…en el planeta Azul..más de lo mismo: protestas por lo de Vietnam, Nixon era elegido presidente en U.S.A, Francia ponía en marcha el supersónico Concord, se creó el «Frente para la liberación de Palestina», los Beatles sacaron su exitoso «Abbey Road»…un gran año de logros y conquistas.

En la «Isla de la Calma», como apodó a Mallorca Santiago Rusiñol en 1893, el turismo iba  en aumento y se empezo a convertir en un referente para los europeos. Y un empresario del calzado, de Inca, Marc Ferragut, sabedor de la pujanza social y económica que iba a protagonizar su tierra, tuvo la iniciativa de construir en pleno Paseo Marítimo de Palma un coloso para el mundo del espectáculo al que bautizó como Auditorium.

Von Karajan en la inauguración

Sobre un solar de 2000 metros cuadrados se asentó un espectacular edificio con doce mil metros edificados. Su creador sabía que Mallorca necesitaba un lugar emblemático, una gran sala (la Magna con capacidad para 1739)  en la que lo más selecto de la música, teatro.. espectáculo en general tuvieran un escenario de máximas condiciones técnicas y acústicas……   Y así fue.

El 3 de septiembre de ese año tan pleno de acontecimientos (1969) el Auditorium comenzó su singladura. Fue con un concierto de inauguración interpretado por la Orquesta Sinfonica de Berlín…dirigida por el célebre director, Herbert Von Karajan. En la gala estuvieron los por entonces Principes de España, Juan Carlos y Sofía junto a lo más distinguido de la sociedad mallorquina de la época.

Rafael Ferragut, la continuidad dinástica

Tras los primeros años de ir afianzándose como uno de los grandes escenarios de Europa para la música y el teatro, el Auditorium tuvo la continuidad dinástica del apellido Ferragut al frente de la empresa familiar con el relevo de su hijo, Rafael. Sus estudios en Ciencias Políticas, Económicas y Derecho le proporcionaron la formación para dirigir un negocio de esta envergadura.

Recordando a su padre, Rafael Ferragut comentó que «era miembro de la Orquesta Sinfonica de Mallorca, tocaba la guitarra clásica, lo que le definía como un apasionado de la música«.

Respecto a las características del Auditorium, apuntó que «tiene una acústica excepcional, un escenario enorme de 800 metros cuadrados, en una situación privilegiada de Palma…«.

La sala con más actividad de España

El Auditorium es, según Rafael Ferragut, la sala con más actividad de España con 260 espectáculos por año. Entre montaje y días de actuación esta ocupado prácticamente de principio a fin de cada ejercicio. Una actividad frenética.

Hace unas semanas se celebró una extraordinaria gala benéfica, «Conmemoracion 50  Años del Auditorium de Palma», en la que con diversos parlamentos, quedó de manifiesto el importante papel que ha desempeñado en el ámbito artístico y social durante el medio siglo de vida de este recinto y lo mucho que ha aportado a la cultura.

Un edificio emblemático también en lo arquitectónico, por el que han pasado las más prestigiosas orquestas sinfónicas, compañías de danza, ballet, rock, obras teatrales, actores, cantantes, en el que se han organizado congresos…

En suma, un referente internacional que tiene en estos momentos a la tercera generación Ferragut, en la persona de Marc (nieto del fundador e hijo de Rafael) como el natural relevo generacional para asegurar el futuro de un Auditorium que anónimamente ha visto durante 50 años más de 14.240 representaciones, más de nueve millones de espectadores y ha escuchado las voces de Alfredo Kraus, Raphael, Monserrat Caballé, Arturo Fernández, la Coral de la Universidad de les Illes Balears, Julio Iglesias…y una mplia y prestigiosa relación que necesitaría mucho espacio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.