Los animalistas cuestionan la viabilidad de las corridas en la Plaza de Toros

La corrida está programada para el 9 de agosto (Foto: Archivo)
La corrida está programada para el 9 de agosto (Foto: Archivo)

La Asociación Animalista de Baleares (Assaib) considera que la Plaza de Toros de Palma «no reúne las condiciones físicas necesarias» para cumplir con la ley autonómica de protección de los animales y regulación de las corridas de toros -conocida popularmente como ‘ley de toros a la balear’. En concreto, la entidad cuestiona que el recinto pueda cumplir con el artículo de la ley relativo a los dispositivos de asistencia sanitaria durante las corridas de toros -que obliga, por ejemplo, a disponer de enfermería y área quirúrgica, con locales fijos de uso exclusivo para este fin-, ni con las disposiciones sobre barreras arquitectónicas y condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida.

Según Assaib, la propiedad «está lejos de cumplir actualmente» estas condiciones de accesibilidad y de infraestructuras médico-sanitarias, «muy concretas y estrictas».

«La certeza de que se incumplan de nuevo»

Además, la asociación sostiene que tiene «la certeza de que se incumplan de nuevo» las normas que prohíben el consumo de alcohol y la entrada de menores al recinto, en caso de que finalmente se celebre la corrida de toros.

Protestas para evitar la corrida programada 

Los animalistas han asegurado que harán todo lo que esté en su mano para evitar «que se mate a un solo toro más» en las Islas, por lo que trabajarán para que la corrida del 9 de agosto sea suspendida. Con todo, han reconocido que para ello es necesaria la «implicación decidida» de las instituciones y de la sociedad civil.

Si no consiguen detener la corrida de toros, que califican de «masacre«, convocarán protestas en Palma «en breve«.

Cort «no tiene ninguna constancia» 

La regidora de Model de Ciutat, Habitatge Digne i Sostenibilitat, Neus Truyol, explicó este pasado martes que Cort todavía «no tiene ninguna constancia» de la organización de una corrida de toros el próximo agosto en la ciudad. Truyol recordó que la Plaza de Toros de Palma tiene una licencia de actividad permanente, por lo que el promotor no necesita pedir una autorización específica pero sí que debe presentar una ‘Declaración responsable’ al consistorio, informando del cumplimiento de la Ley de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales, conocida como Ley de toros ‘a la balear’.

En este sentido, la regidora sostuvo que si reciben dicha declaración «activarán todas las instituciones públicas» para llevar a cabo una «inspección» y que se contemplen todos los requisitos de la Ley de toros ‘a la balear’, entre los que destacó, por ejemplo, el control antidopaje, la entrada de menores prohibida y una ambulancia por cada 1.000 espectadores, entre otros.

«La tortura nunca puede ser cultura»

Por otro lado, Truyol pidió al estado que elimine la Declaración de Interés Cultural (BIC) a las corridas de toros, ya que es una «aberración en pleno siglo XXI» agregando que «la tortura nunca puede ser cultura«.

«Hay que abolirlas, como se ha hecho en muchos otros sitios, si queremos llamarnos sociedad moderna en favor de los derechos de las personas y de los animales«, zanjó Truyol.

La corrida anunciada 

A pesar de los intentos de PSIB-PSOE, Més y Podemos por prohibir las corridas en las Islas, este próximo 9 de agosto el espectáculo taurino regresará al Coliseo Balear, en Palma. Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y Roca Rey forman el cartel de la corrida que se celebrará en la Plaza de Toros de Ciutat, que conmemora este 2019 su noventa aniversario.

Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y Roca Rey forman el cartel de la corrida que se celebrará en la Plaza de Toros de Ciutat
Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares y Roca Rey forman el cartel de la corrida que se celebrará en la Plaza de Toros de Ciutat

Los toros volverán a morir en Palma

El anuncio de la corrida llega medio año después de que el Constitucional tumbara alguno de los artículos clave de la ley balear de Bienestar Animal aprobada por la mayoría de izquierdas en el Parlament, los toros volverán a morir en Palma.

Cabe recordar que el Tribunal Constitucional (TC) declaró inconstitucionales varios artículos de la Ley de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales en las Islas, que fue aprobada en 2017. Entre ellos se encontraban los que impedían la muerte del animal o el uso de caballos.

Artículos y restricciones

Con los artículos que el Constitucional mantuvo de la ley, la corrida de toros deberá cumplir toda una serie de exigencias. Entre los artículos que deberán cumplirse está que los toreros y toros deberán someterse a control antidopaje, está prohibido el acceso a menores de edad, no se puede consumir ni vender alcohol y es obligatorio informar fuera de la plaza de que «el espectáculo puede herir la sensibilidad de los espectadores».

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.