Mallorca contará con tres playas libres de humo

Imagen del acto de señalización de la 'Playa sin humo' en Cala Estància
Imagen del acto de señalización de la 'Playa sin humo' en Cala Estància

La playa palmesana de Cala Estància, Cala Anguila (Manacor) y Sant Joan (Alcúdia) se han sumado ya a la red de playas sin humo del archipiélago balear, que por el momento solo cuenta con dos playas más en Eivissa con esta iniciativa. La consellera de Salut i Consum, Patricia Gómez, y el conseller de Medi Ambient y Territori, Miquel Mir han destacado la importancia de la iniciativa, cuyo objeto es promover los hábitos saludables y sensibilizar a la población sobre la importancia de no dejar residuos en los espacios naturales.

Este miércoles se ha llevado a cabo durante el acto de señalización de la playa sin humo en Cala Estancia, en el que los consellers han animado a los ayuntamientos costeros de las Illes Balears a adherirse de formas voluntaria.

Los efectos negativos del tabaco

Gómez ha aprovechado para recordar los efectos negativos de fumar y ha destacado que el tabaco es la causa directa de numerosas patologías como el cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfermedades cardiovasculares, y es un agravante de otras enfermedades.

Por ello, ha valorado la creación de la red de playas sin humo diciendo que «el objetivo es que la gente sea consciente de la importancia de abandonar un hábito perjudicial y adoptar un estilo de vida saludable«.

Asimismo, ha añadido que esta medida evitará el peligro que suponen las colillas para los niños pequeños que juegan en la arena, los cuales pueden tragárselas accidentalmente.

Colillas en estómagos de aves y torturas

El conseller Miquel Mir ha incidido en la repercusión positiva que la red de playas sin humo puede tener en el entorno natural ya que las colillas son el residuo más abundante de la basura marina, incluso por delante de los plásticos, y solo se necesita una para contaminar ocho litros de agua.

Además, las sustancias que componen los cigarrillos, como por ejemplo el alquitrán, el plomo, el mercurio, el amoníaco, la nicotina o el arsénico, entre otras muchas, quedan atrapadas en el filtro, que no es biodegradable y puede tardar hasta diez años en descomponerse.

De este modo, contaminan la arena a través de la ceniza pulverizada y transportada por el aire, el agua y las propias especies marinas. Desde la Conselleria han querido recordar que se han hallado colillas en el estómago de aves y tortugas.

Una iniciativa de los ayuntamientos

La iniciativa, que se pone en marcha de forma piloto, es voluntaria, y los ayuntamientos pueden decidir qué parte de su litoral se adhiere a la red. Pueden ser playas enteras o tramos de playa, que serán sitios donde no se podrá fumar.

Después, tendrán que velar para que en dichos lugares no se fume, si bien la policía local no podrá sancionar a los fumadores, puesto que no infringen ninguna normativa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.