Cort pide limitar los cruceros para evitar que Ciutat sea «un parque temático»

La llegada de pasajeros de cruceros en tránsito aumentó un 22,7 por ciento en julio de 2018 respecto al año anterior (Foto: Europa Press)
La llegada de pasajeros de cruceros en tránsito aumentó un 22,7 por ciento en julio de 2018 respecto al año anterior (Foto: Europa Press)

La regidora de Model de Ciutat, Habitatge Digne i Sostenibilitat del Ajuntament de Palma, Neus Truyol, ha pedido este viernes al presidente de Autoritat Portuaria de Balears (APB), Joan Gual de Torrella, que limite los cruceros diarios que recalan en el puerto de la capital balear, para hacer «una ciudad para ser vivida» en lugar de «un parque temático desnaturalizado». La demanda del consistorio de limitar los cruceros ha sido el tema principal del encuentro. Truyol ha trasladado al presidente de la APB la «preocupación» de Cort por «los efectos negativos de no poner límites al número de cruceros diarios». 

Además, la regidora ha expresado la inquietud del equipo de gobierno por la cantidad de personas que trasladan los cruceros y su impacto sobre la presión humana en el centro de la ciudad. «El Ayuntamiento, y así lo recogen los acuerdos de gobierno, considera necesario establecer y acordar parámetros de sostenibilidad humana y ambiental a los cruceros que llegan a nuestra ciudad. Es necesario actuar para reducir el impacto ambiental, paisajístico y de presión humana que suponen», ha defendido Truyol.

Actualmente está planificado el calendario de llegada de cruceros de los años 2020 y 2021

De este manera, desde Cort ven «importante» empezar a trabajar de cara al 2022. «Tenemos que poner límites a los cruceros por muchos motivos: ambientales, de planificación de la ciudad y la presión humana en el centro, y para garantizar el bienestar de los residentes en sus barrios«, ha insistido Truyol.

Declaración institucional

Además, la concejal ha entregado al representante de la Autoritat Portuaria una declaración institucional promovida por Alianza Mar Blava, que propone la creación de un área de control de emisiones en el Mediterráneo (Med-EVA) para limitar la contaminación del aire producida por los buques, y aplicar estándares más estrictos sobre las emisiones.

Asimismo, Truyol ha defendido que deben trabajar por «poner techo al turismo» y a los cruceros, para hacer «una ciudad para ser vivida y no un parque temático desnaturalizado«.

Reforma del Passeig Marítim

Además de este tema, Truyol y el presidente de APB han conversado sobre el proyecto de reforma del Passeig Marítim de Palma. Ambos han reafirmado el compromiso para sacar adelante el proyecto y la necesaria colaboración con el área de Modelo de Ciudad.

«El proyecto es vital para la zona y mejorará en global la ciudad porque supondrá una transformación urbana de primer orden, al eliminar una autopista para convertirla en un espacio amable para los ciudadanos, además de los cambios que supondrá en la movilidad sostenible y sobre todo conectar la ciudad con el mar«, ha detallado Truyol.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.