Detectan deficiencias menores que no impedirán la corrida de este viernes

Imagen de archivo de la Plaza de Toros de Palma
Imagen de archivo de la Plaza de Toros de Palma

Los toros volverán a morir en Palma. Cort ha informado este jueves que se han detectado «deficiencias menores» en el Coliseo Balear que, tal como han precisado, «en ningún caso» suponen la suspensión del «espectáculo» de este viernes o el cierre de la instalación. Entre las carencias, la altura de la barandilla de protección de los toreros tiene que ser de 1,60 metros, la revisión de los extintores y la iluminación de uno de los sectores de la plaza, entre otros.

En cuanto al estado del edificio, se han detectado deficiencias propias del envejecimiento del recinto, pero el informe de evaluación del edificio de la plaza «está vigente y es favorable», y no ha habido un deterioro significativo que haga cambiar esta evaluación.

Seguridad dentro y fuera del recinto

En este sentido, han explicado que después de que el Tribunal Constitucional derogase artículos fundamentales de la Ley balear de toros, el Ajuntament «vela por el cumplimiento de la ley de actividades, el estado del edificio y las condiciones del acto«.

Además, han remarcado que durante el evento, la Policía Local y la Policía Nacional se encargarán de velar por la seguridad dentro y fuera del recinto, así como de la entrada de menores y el consumo de alcohol.

«Inspección conjunta»

Según han explicado, desde el área de Modelo de Ciudad se ha instado a todos los departamento competentes a llevar adelante una «inspección conjunta», tanto las áreas municipales como otras administraciones. Es decir, desde la área de Sanidad, el técnico veterinario ha revisado el estado de las instalaciones ganaderas donde tienen que permanecer los animales.

Desde Modelo de Ciudad, Disciplina ha realizado una inspección del estado de la plaza y Actividades ha comprobado que la licencia de actividades permanente que tiene la plaza sigue cumpliendo con los requisitos. Por lo que respecta a la Oficina de Accesibilidad, han determinado el cumplimiento de la ley de accesibilidad.

Por otro lado, desde Govern, la Conselleria de Salud ha inspeccionado la enfermería y la Conselleria de Agricultura ha supervisado el traslado de los animales.

Delegación del Gobierno, por su parte, ha propuesto las personas que tienen que ejercer las funciones de Presidente del espectáculo o presidente de la plaza, una figura que suele realizar un inspector de la Jefatura Superior de Policía.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.