Así fue el regreso de Nacho Cano (22 años después) al escenario

El festival Sonorama Ribera, celebrado en Aranda de Duero (Burgos) fue el marco escogido para el regreso de Nacho Cano. Veintidós años después, el madrileño retornó a los escenarios para repasar el cancionero de grandes éxitos de Mecano, acompañado de invitados de diversa índole -entre ellos, Alberto Jiménez (Miss Caffeina), Tomatito, Santi Balmes (Love of Lesbian), Gabriel de la Rosa (Shinova) o Rafa Sánchez (La Unión)- y de un sonido que, por momentos, quiso jugar alguna mala pasada.

Diferentes generaciones de artistas desfilaron por el escenario Ribera del Duero, al igual que una ligera llovizna y unas Perseidas que tampoco quisieron perderse una de las actuaciones qué más conversación generó antes y durante el festival.

Nacho Cano durante su actuación
Nacho Cano durante su actuación

Un repaso a los grandes clásicos

Héroes de la Antártida‘ y ‘7 de septiembre‘, junto al cantante de Miss Caffeina, fueron las primeras balas que abrieron la veda para llenar el nuevo recinto del Sonorama con éxitos añejos. Un Nacho Cano rodeado de teclados resucitó, junto a Rafael Sánchez, dos clásicos de La Unión como ‘Lobo Hombre en París’ y ‘Sildavia’. Zahara acompañó a Cano en ‘Un año más’ y Tomatito protagonizó una versión instrumental de ‘Por la cara’.

Mikel Izal hizo lo propio en ‘Hoy no me puedo levantar’, Santi Balmes reinterpretó ‘La fuerza del destino’ y Javiera Mena versionó ‘No controles’, original de Nacho Cano para Olé Olé; Rulo (La Fuga, Rulo y la Contrabanda) resucitó ‘Me colé en una fiesta’. Finalmente, Shuarma repitió presencia en el escenario principal con una versión de ‘Mujer contra mujer’, y el colofón del concierto con las notas de ‘Vivimos siempre juntos’.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.