Vecinos de Plaça París: «¡Qué se vayan debajo de la casa del alcalde!»

Imagen del evento de este viernes en Plaça París (Foto: Facebook)
Imagen del evento de este viernes en Plaça París (Foto: Facebook)

Vergonzoso e indignante. Estas dos palabras han sido esta semana las más repetidos por muchos de los vecinos del barrio palmesano de la Plaça París, ubicada al lado de s´Escorxador. Después de aguantar durante todo el verano las peleas, riñas y el incesante reguetón durante las noches, este viernes se han visto obligados a cerrar sus puertas y ventanas hasta bien entrada la madrugada debido a un nuevo evento autorizado por el Ajuntament de Palma. 

«Qué se vayan debajo de casa del alcalde que seguro que mañana (hoy para el lector) no se tiene que levantar a las 06:00 horas para ir a trabajar. Ya nos quitan hasta el derecho de descansar», nos comentó un vecino de la zona.

¿Y la patrulla verde?

Un joven que el pasado sábado estuvo en Sa Possessió cuando la Patrulla Verde de la Policía Local irrumpió en el local para cerrar la fiesta debido al exceso de ruido nos preguntó, como ya hizo a principios de esta misma semanas, si «¿Y la Patrulla Verde? ¿Dónde está hoy para medir los decibelios?«, cuestiona.

Preparan firmas para entregar a Cort

Para los despistados, comentar que la Plaça está situada entre cuatro grandes bloques de al menos ochos pisos cada uno en el que residen decenas de personas, incluyendo a enfermos, bebés, gente mayor y animales, además de trabajadores. Sin embargo, poco importa.

«Este otoño recorreré uno por uno todos los pisos para recoger firmas y presentarlas a Cort. Estoy harta. Tengo a mi madre gravemente enferma en casa para tener que aguantar esto. El Ajuntament no pasa por aquí ni para acabar con las ratas que han destrozado las palmeras«, nos explicó una vecina visiblemente enfadada.

Permiso hasta las 01:30 horas…. pero al acabar, la Plaza continúa llena de gente 

Los organizadores tienen permiso para hacer que las ventanas retumben hasta las 01:30 horas. Se trata de un permiso especial puesto que hay que recordar que la normativa vigente en Baleares prohibe la música en espacio abierto a partir de la medianoche.

Por cierto, es curioso que los eventos de un recinto habilitado para albergar todo tipo de eventos al aire libre solo tenga autorización hasta las 00:00 horas y en ocasiones, hasta una hora más tarde.

Huelga comentar que luego, al acabar la música a todo volúmen en Plaça París, llega el momento de los gritos y de gente orinando en casi cada esquina. Por supuesto, ni rastro de agentes. Mientras, la empresa de producción recoge con sus camiones el escenario y el equipo empleado.

No es la primera vez 

El pasado 26 de julio, la música a todo volúmen obligó a los vecinos de la Plaza París a tener que cerrar durante horas sus respectivas ventanas y puertas en plena ola de calor. «Pensábamos que con el nuevo alcalde esto acabaría pero no. Así es imposible descansar y hay mucha gente que trabaja el sábado», confesó a Mallorca Confidencial un residente en la zona antes de que subrayar que «parece que Hila sigue los pasos de Noguera. Nadie piensa en los mayores ni en los pequeños y mucho menos en los animales. El año pasado ya pasó lo mismo». 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.