Cort da el primer paso para continuar el eje cívico de la calle Blanquerna

Carril bici en el barrio de Blanquerna, Palma (Foto: Archivo)
Carril bici de la calle Blanquerna, Palma (Foto: Archivo)

La iniciativa está recogida en los acuerdos de gobierno del Ajuntament de Palma y supone hacer realidad un nuevo modelo de ciudad basado en dar protagonismo a los peatones y bicicletas, además de contribuir a mejorar las condiciones medionambientales de la zona. Desarrollar estos ejes cívicos previstos en el Plan General de Ordenamiento Urbano supone transformar los barrios para conseguir la cohesión urbana de la ciudad con su entorno.

Se trata de un proyecto de urbanismo colaborativo donde las asociaciones de vecinos y se centros educativos participarán del diseño de este eje cívico.

Un nuevo modelo de ciudad: más peatones y bicis

El Ajuntament de Palma ha presentado este martes la primera acción para desarrollar la continuación del eje cívico de Blanquerna, desde la calle des Camp Redondo y hasta el final de la calle de Colliure.

Dentro del marco de las actividades del Parking day del próximo viernes 20 de septiembre, a la calle des Camp Redondo, las concejalías de Modelo de Ciudad, Cultura y Bienestar Social, Educación y el Distrito Norte, han organizado una jornada de urbanismo colaborativo con las asociaciones de vecinos y los centros educativos para diseñar el eje cívico.

La regidora de Model de Ciutat, Habitatge i Sostenibilitat, Neus Truyol, ha afirmado que “es un proyecto de urbanismo colaborativo, donde las entidades y personas vinculadas al barrio y la zona participan activamente en su definición”. En este sentido, ha añadido que “ya hemos realizado otros proyectos de este modo como el Canòdrom y el Velódromo, puesto que una ciudad hecha entre todo el mundo, será una ciudad más querida por todo el mundo”.

Nueva vía peatonal: menos coches

La continuación de este eje cívico implica conectar de forma agradable la Plaza de Cort con la Plaza París; hecho que permitirá unir los centros de equipaciones y docentes del barrio alrededor de una vía para peatones, uniendo la Antigua Prisión y Son Busquets, con los siete centros docentes de la zona, el mercado de Camp Redondo y el Matadero.

Finlamente, Truyol ha explicado que “es un proyecto beneficioso por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, los ejes cívicos son una herramienta fundamental para la transformación de los espacios donde ahora hay contaminación provocada por los coches, para que sean conquistados por personas a pie o en bicicleta” y ha añadido que también se trata “de un urbanismo con perspectiva de género y que promueve a Palma como Ciudad Amiga de la Infancia, porque si diseñamos una ciudad para los niños, será una ciudad que directamente tiene cura de sus ciudadanos y ciudadanas”.

A partir de ahora el consistorio se reunirá con los vecinos de la zona para imaginar juntos cómo sería el futuro eje cívico.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.