El 2019 todavía no ha concluido para Nadal

Rafael Nadal (Foto: Pixabay)
Rafael Nadal (Foto: Pixabay)

En plena resaca ante una nueva gesta del héroe de Manacor sobre el cemento de Flushing Meadows, surgen las primeras dudas sobre el calendario que seguirá de ahora en adelante y hasta el final del 2019. Entre torneos de la ATP y la ITF restan más de dos meses de competición, aunque el manacorense ha dejado caer que se borrará de alguno de ellos en sus primeras declaraciones tras conquistar Nueva York por cuarta ocasión en su carrera deportiva.

El número uno, a su alcance

Celebración, descanso, entrenamiento y vuelta al ruedo. Son las cuatro acciones posteriores asociadas a la victoria sobre Daniil Medvedvev tras más de cuatro horas de batalla en Estados Unidos. Rafa Nadal se encuentra en el segundo de los cuatros pasos tras el titánico desgaste en lo físico y lo mental al que tuvo que someter al cuerpo para hacer hincar la rodilla al gigante ruso. El siguiente será realizar algún entrenamiento con vistas a preparar alguno de los campeonatos que se avistan en el horizonte. Por las palabras del protagonista, su presencia parece segura en la Laver Cup así como en el Masters de París, las ATP Finals y la Copa Davis. En cambio, su participación en la gira por Asia está muy en el aire.

Dosificar esfuerzos es la prioridad de Nadal a estas alturas para ser competitivo en cada torneo al que se apunte. En un segundo plano coloca, por tanto, la posibilidad de cerrar el curso tenístico en lo más alto de la tabla, pese a que las matemáticas indiquen lo contrario. Tal y como dicta la general de la ATP, Novak Djokovic, número uno y de baja indefinida, acumula una cosecha total de 9865 puntos frente a los 9225 de Nadal, número dos, es decir, que solo les separan 640 puntos. La diferencia es más que salvable si se tiene en cuenta que Nadal no defiende puntos en este tramo mientras Djokovic fue finalista en 2018 de París, Shanghái y de las ATP Finals de Londres, sumando un total de 2600 puntos.

¿El mejor año de su carrera?

Independientemente de lo que suceda, nadie puede negar que a sus 33 años vive una segunda juventud que le acerca al 2010, su año más exitoso. Hace nueve, Nadal salió campeón, en lo que a Grand Slams se refiere, del Open de Francia, Wimbledon y el Open de Estados Unidos. En 2019, se está acercando y mucho a esa memorable temporada. En su haber ya cuenta con el triunfo en Nueva York al que habría que añadir el cosechado en el polvo de ladrillo parisino. Dicho título, el duodécimo en la capital de Francia, le consagra como el dominador absoluto del cuadro de honor y como el mejor de todos los tiempos en esta superficie. Dos razones de peso para que lidere las cuotas en Betway de cara a la próxima edición del campeonato galo. Sus opciones de victoria, a fecha de 16 de septiembre, cotizan a 1,90 y las de Djokovic, su máximo rival por la corona, a 4,00. Si en 2010 salió campeón de Wimbledon en el presente curso se acercó a aquella versión sobre hierba pero solo pudo exhibirla hasta semifinales.

Lo que sí puede igualar es los trofeos de categorías Masters 1000 de entonces. Ha levando dos por los tres de 2010, Montecarlo, Madrid y Roma, con los de Shanghái y París todavía por disputarse. Ante la previsible baja de la gira asiática, se jugará todo a una carta. De salirle bien, rompería además su gafe con la otra superficie parisina, rápida y bajo techo, ya que el de París es uno de los pocos Masters 1000 que se le resiste. Todos estas son citas de la ATP, si bien los últimos golpes del 2019 los podría dar con su raqueta Babolat en el marco de la ITF. Dicha federación ha alterado el formato de la Copa Davis para probar por vez primera un sistema similar al de la Copa del Mundo de fútbol. Comenzará el 18 de noviembre y Rafa, ante la ausencia de Roger Federer y la duda de Djokovic, puede ser el único gran atractivo de esta edición.

Serán, no obstante, el cuerpo del mallorquín el que tenga la última palabra. Después de varias temporadas con demasiados contratiempos en lo físico, tiene un mayor conocimiento de sí mismo en este aspecto como para saber cuándo precisa parar a fin de evitar males mayores. La Laver Cup, que dará el pistoletazo de salida el 22 de septiembre, será el punto de partida para lo resta al 2019 de Nadal.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.