Rafa Nadal sigue sumando éxitos

Rafa Nadal suma y sigue. El mallorquín logró en Nueva York el 19º Grand Slam de su carrera, cuarto US Open, y ya está a solo un título para alcanzar al suizo Roger Federer en la ferviente batalla que ambos tenistas mantienen por coronarse como el más laureado de todos los tiempos. Un torneo que volvió a generar una gran cantidad de pronósticos en 888Sport.es y que superó todas las expectativas. De nuevo, el deporte mallorquín vuelve a estar presente a nivel mundial gracias a otra conquista de Rafa.

La temporada del tenista de Manacor ha sido realmente buena, con tres finales, dos títulos y unas semifinales en los cuatro grandes del año. Nadal volvió a conquistar la tierra de París por tercer curso consecutivo, despejando cualquier duda al respecto a de sus posibilidades futuras de seguir ganando Roland Garros. Previamente, en el mes de enero logró llegar a la final en Australia, pero el serbio Novak Djokovic es infranqueable en su plaza favorita y fue infranqueable para el jugador español. El hecho de alcanzar las semifinales en Wimbledon refleja el buen momento que vive Nadal, que siempre ha encontrado muchas dificultades en la hierba de Londres. Un terreno complicado al que cada vez se adapta mejor pese a su edad, 33 años. No hay que descartar sus opciones de cara a poder triunfar de nuevo en este Open británico.

La buena línea en Wimbledon hacía presagiar augurios positivos en Estados Unidos, otro terreno de pista dura en el que siempre ha necesitado de un esfuerzo mayor para encontrar su mejor versión. Aunque es cierto que históricamente se le ha dado mucho mejor que Australia o Inglaterra. Si ante Daniil Medvedev Nadal lograba su cuarto US Open, en Australia solo suma el triunfo de 2009 mientras que conquistó Wimbledon en 2008 y 2010. Pero a diferencia del grande inglés, donde su mejor balance en nueve años ha sido dos semifinales, en Sidney ha disputado cuatro finales, todas perdidas, desde su único triunfo.

En Nueva York, esta edición pintaba bien para el manacorí, que presentaba una buena dinámica de las anteriores dos ediciones del torneo, con una final ganada y unas semifinales respectivamente. A su buen juego, en línea progresiva en un torneo de dos semanas como suele ser habitual, se sumó las caídas de sus principales rivales en la pelea por el título. Todos fueron cayendo por diferentes motivos, Federer, Djokovic, Wawrinka. El superviviente fue Medvedev, que puso a Nadal contra las cuerdas llevando el partido al quinto set tras un dos a cero en contra. Surgió la furia de Rafa para anotarse otro Grand Slam en su carrera.

El reto que se marca el tenista balear de cara al 2020 no es otro que el de igualar primero y luego adelantar a Roger Federer en la clasificación histórica de la ATP. Solo un grande les separa y, teniendo en cuenta que el suizo es cinco años mayor que el español, la posibilidad de un adelantamiento es posible. Para ello, Nadal necesita conservar su idilio con Roland Garros y mantener la buena línea ofrecida en Australia y Estados Unidos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.