Forn Can Rafel, donde las ensaimadas son campeonas del mundo

Rafel recogiendo el título de Campeón del Mundo de ensaimadas, como fruto a un trabajo hecho con profesionalidad , con materias de primera calidad y su toque personal
Rafel recogiendo el título de Campeón del Mundo de ensaimadas, como fruto a un trabajo hecho con profesionalidad , con materias de primera calidad y su toque personal

Si hay un manjar que no puede faltar en las mesas de Mallorca es la ensaimada, tan identificada con la gastronomía isleña, presente en celebraciones, desayunos, postre en comidas familiares y de amigos, el regalo que millones de turistas se han llevado a su hogar de residencia en cualquier rincón de España…o más allá, en toda Europa y hacia otros continentes.

Se hallaron evidencias que en el siglo XVII ya se elaboraba este dulce. En 1996 el Gremio de Panaderos y Pasteleros de Baleares  obtuvo la Denominacion Esoecifica (D.E.) y el Govern Balear le dio la denominación de Indicacion Geografica Protegida (I.G.P.).

Una imagen frontal del Forn Can Rafel

La excelencia

Y esta exquisitez, cuyo nombre proviene de la palabra mallorquina «saim» (manteca), elaborada con harina de fuerza, agua, huevos, masa madre y azúcar, y la citada manteca de cerdo, tiene a un artesano, Rafel, propietario del «Forn Can Rafel» en la localidad de Buger, como Campeón del Mundo de ensaimadas.

Son la crem de la crem, crujientes, suave textura , con la manteca justa, con ese dorado que entra por la vista y conquista el olfato y el gusto del más exquisito de los paladares.

Para Rafel, el secreto está «en una fermentación lenta, materia prima de Primera calidad, masa madre que yo elaboro y el justo punto de coccion...», y nosotros añadimos, y lo imprescindible: una profesionalidad que le viene heredada de sus antepasados también panaderos, un cariño enorme a su trabajo tan delicado y una sencillez de quien sabe que cada día es un reto para la excelencia y de ahí..  el mejor.

Decenas de variedades

Rafael Solivellas Herrera, Rafel para todos, regenta su negocio con su esposa, María Antonia. Tanta es la demanda de sus productos (pan, pastelería, elaboraciones saladas como empanadas y claro la ensaimada)…que mucha venta se hace por encargo.

El matrimonio Rafel y María Antonia regentan el Firn Can Rafel con una nutrida clientela de toda Mallorca y la península
El matrimonio Rafel y María Antonia regentan el Firn Can Rafel con una nutrida clientela de toda Mallorca y la península

Su ensaimada Campeona del Mundo no solo se vende en el original formato denominada «lisa», sin relleno. Muchos de sus clientes la adquieren con rellenos de lo más variado: nata, la muy habitual de cabello de Ángel, fruta, crema con nueces, chocolate, pimientos con lomo, sobrasada…así hasta más de 70 presentaciones.

Una sinfonía de sabores, para cualquier gusto, que solo con mencionarlo la boca se hace agua.

Seguir en esa línea

Rafel tiene claro que «es mucho prestigio, en la tierra de las ensaimadas, tener el título de Campeon del Mundo de esta especialidad, pero supone también una gran responsabilidad y un reto diario».

La clave para este artesano de la panadería y pasteleria es «seguir en esa línea, mantener la máxima calidad y con el mismo proceso de elaboración continuar para que nuestros clientes tengan un producto propio de un título mundial de tanto prestigio».

Rafel Solivellas nos muestra dos de sus ensaimadas Campeonas del Mundo recién sacadas del horno
Rafel Solivellas nos muestra dos de sus ensaimadas Campeonas del Mundo recién sacadas del horno

En el centro de Mallorca, en la encantadora localidad de Buger, diariamente algo se cuece en el Forn Can Rafel…cientos, miles de ensaimadas (¡¡¡Se han hecho algunas para 400 personas!!!!), que a diario algunos afortunados las degustan con el placer de algo muy exclusivo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.