‘La bodega de la rubia’: Vino selecto mallorquín desde sa Plaça de Sineu

En el epicentro de Mallorca, en sa Plaça de Sineu, una emprendedora alemana de Nuremberg, Eva Regina Strunz, quiso hacer realidad su sueño de tener una bodega de vinos. Y esa ilusión la materializo en pleno Mediterraneo, donde otros compatriotas suyos fueron en busca del Sol, las playas, la gastronomía, la tranquilidad y otras delicias que ofrecen estas tierras de Baleares.

Eva se define como «autodidacta en la comercialización del vino y también en el aprendizaje del español y el mallorquin que habla con solvencia».

Producción isleña

La denominación tan llamativa de su empresa, tal como nos comento, «viene como consecuencia de que las personas de Sineu, además de por mi nombre, me decían coloquialmente ‘la rubia’, y me resultó tan simpático y atractivo que por eso le puse ‘La bodega de la rubia'».

En dicho establecimiento uno se sorprende con vinos poco vistos, lo que se podría calificar como «vinos de autor». Eva quiso aclarar que, «mi idea inicial era la de tener vinos locales, de bodegas familiares, de producción autóctona, artesanal, poca cantidad y gran calidad…y en esa línea estamos».

Y desde ‘Emblematicos’ damos fé de ello, porque en una cata que realizamos con varios de estos vinos la presencia en boca es redonda, exquisita y el buquet que desprenden así como sus tonalidades nos hablan de un producto muy selecto, de elaboración natural, algunos ecológicos y otros con cero grados de azúcar. Eso que se dice en ocasiones… «para los paladares mas exigentes», ninguno comparable y todos en su particular estilo, limpios de elaboración y genuinos.

Variedades autóctonas

En la amplia exposición de ‘La bodega de la rubia’ , domina la produccion vinícola con variedades de uva autóctona, mallorquina por esencia, como el Mantonegro, Callet, Prensal…que le dan una personalidad y sello auténtico…sin parangón.

Muchas de estas sociedades elaboradoras de vino vienen de siglos atrás,  en algún caso hasta de cinco generaciones, lo que nos remonta a tatarabuelos que crearon la empresa. Eso son siglos al servicio de un producto que ha ido enriqueciéndose y ganando en calidad.

Cepas antiguas, cuidado esmerado, viñas con variedades locales, crianza natural… no pueden sino dar un vino único en el que el precio justifica la calidad extraordinaria.

Eva Regina Strunz, más conocida como ‘La Rubia’ en su lugar de trabajo

Y desde el comienzo de este año, ‘La Bodega de la Rubia’ esta trabajando en un nuevo proyecto, con el que quiere apoyar y ampliar el potencial de los enólogos que se están dando a conocer. Eva, como dinámica emprendedora,  ha reunido a inversores que respaldan esta iniciativa, gracias a lo cual se financiarán las producciones, con lo que los pequeños productores tendrán la oportunidad de experimentar más y continuar innovando.

Todo ello conduce al objetivo de obtener un vino excelente a un precio asequible.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.