Declarado en Alcúdia el refugio de fauna privado más grande de Mallorca

Vista del Refugio de fauna de Can Bauma, junto a Es Murterar y la Albufera de Mallorca
Vista del Refugio de fauna de Can Bauma, junto a Es Murterar y la Albufera de Mallorca

El Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ha señalado que tras la reciente autorización, por parte del Consell de Mallorca, de la ampliación del refugio de fauna de Can Bauma, en Alcúdia, este pasa a ser «el refugio privado más grande de Mallorca». Desde la entidad, que junto a los propietarios promueve este refugio cercano a la Albufera, han explicado que fue declarado en 2017 con 75 hectáreas, y que ahora se ha ampliado con varias parcelas vecinas hasta llegar a un total de 388 hectáreas.

El refugio está formado fundamentalmente por zona forestal, ocupada por monte cubierta de pinar, aunque incluye también algunas zonas de cultivo y el vertedero de cenizas de Es Murterar.

Esperanza para la milana

Según señalan, tras la ampliación, el refugio puede llegar a «jugar un papel importante en la recolonización de la zona de Alcúdia por parte de la milana, especie en peligro de extinción que encontrará un hábitat muy adecuado«. Además, ofrecerá refugio a otras especies, contribuyendo a mejorar las poblaciones de fauna.

Leer Más: Un águila ‘milana’, herida tras quedar atrapada en un cepo de caza ilegal en Llucmajor

Más de una cincuentena de refugios

Con este, son ya 51 los refugios de fauna declarados en Mallorca promovidos por el GOB. Existen también una veintena más de refugios declarados en fincas públicas, promovidos por la administración.

El GOB impulsa la declaración de refugios de fauna desde hace más de tres décadas, con el objetivo de conseguir aumentar la superficie donde el se caza en Mallorca. Cabe recordar que la Isla tiene una densidad de caza altísima, por lo que la entidad considera necesaria la existencia de zonas donde la fauna no sufra los impactos que genera la práctica cinegética.

Asesoramiento y colaboración

Con la llegada de la población invernante de tordos a lo largo de las próximas semanas (la especie más abatida en Baleares), la intensificación de la actividad cinegética en las afueras será evidente. Por ello, desde el GOB animan a los propietarios de fincas a declarar nuevos refugios de fauna, para lo que ofrecemos nuestro asesoramiento y colaboración.

El requisito para declarar un refugio de fauna es contar con una superficie mínima de 10 hectáreas (14 cuarteradas), que pueden pertenecer a uno o más propietarios siempre que haya continuidad entre las diferentes parcelas. La mayoría de refugios que ha impulsado el GOB los últimos años están formados por varias parcelas (en algún caso más de 50) de diferentes propietarios que se ponen de acuerdo para evitar la caza dentro su casa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.