La precariedad y la pobreza se instalan en la sociedad balear

Presentación del VIII Informe Foessa sobre exclusión social en Palma, junto con Cáritas (Foto: EP)
Presentación del VIII Informe Foessa sobre exclusión social en Palma, junto con Cáritas (Foto: EP)

Unas 243 mil personas se encuentran en situación de exclusión social en Baleares, lo que representa el 21,5% de la población total, y de ellas, 98.000 personas sufren exclusión severa, según el VIII Informe Foessa Balears. Los expertos piden la colaboración urgente del sector público y privado para garantizar que el Estado de Bienestar garantice la protección social a la población más vulnerable. 

El informe también alerta de la generación de «trabajadores pobres», con un 19,6% de ellos en situación de exclusión debido a los altos costes que asumen en concepto de vivienda.

Al margen de la sociedad

El informe sitúa a 38 mil personas dentro de la ‘sociedad expulsada’, una parte de la población a los que «no están llegando de manera eficaz los mecanismos de ayuda social» y que se preocupan «únicamente de poder sobrevivir día a día«.

Así lo ha indicado el secretario técnico de la Fundación Foessa, Raúl Flores, en la presentación del informe en Palma, acompañado del director de Cáritas Menorca, Gabriel Pons.

Para hacer frente a estos retos, los expertos aconsejan crear nuevos escenarios con responsabilidades compartidas entre el sector público y el privado, repensar el modelo de prestaciones y construir un nuevo tejido social que piense en el bien común de todos los ciudadanos. 

El Estado de Bienestar debe ser la primera herramienta para la protección social (Foto: Cáritas Mallorca)
El Estado de Bienestar debe ser la primera herramienta para la protección social (Foto: Cáritas Mallorca)

Pagar la vivienda nos hace pobres

El informe también alerta de la generación de «trabajadores pobres«, con un 19,6% de trabajadores en situación de exclusión.

Los expertos que han realizado este estudio alertan que la vivienda es el factor clave de desigualdad en la Comunidad. Un 14% de los ciudadanos de baleares están en el umbral de la pobreza severa tras descontar de sus ingresos el pago de vivienda y suministros.

El informe revela que más de un 27% de la población de las Islas no puede o tiene dificultades para acceder a una vivienda digna. Actualmente un total de 85 mil personas viven con la incerteza de saber si van a perder su hogar.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.