Las curiosidades de la boda de Rafa Nadal y Mery Perelló

Este sábado Rafa Nadal y Mery Perelló se han dado el ‘Sí, quiero’ en Mallorca, rodeado de aproximadamente 500 invitados y una impresionante finca en Pollença, donde los protagonistas no solo han sido los novios, sino también la privacidad y la intimidad. El tenista ha elegido la finca La Fortalesa como enclave de uno de los días más importantes de su vida, lo que permite que ni los novios ni sus invitados sean avistados por la prensa ni curiosos.

Con más de 88.000 metros cuadrados, la lujosa mansión tiene entrada por helipuerto o por sus calas privadas, además de convertirse en una auténtica fortaleza contra los paparazzis. Cabe recordar que el tenista y su pareja, Mery Perelló -como prefiere ella que se la llame- se comprometieron en mayo de 2018 en Roma.

Rafa Nadal y Maria Francisca Perelló ya son marido y mujer
Rafa Nadal y Maria Francisca Perelló ya son marido y mujer

El vestido de la novia

La novia ha lucido un elegante y sofisticado diseño de alta costura firmado por Rosa Clará de líneas puras y delicadas. El cuerpo, de escote caja y manga larga, está realizado en encaje francés, inspirado en el movimiento artístico Art Déco, compuesto por motivos gráficos y florales. Está bordado a mano, de manera meticulosa con micropedrería incrustada en el dibujo.

La falda, de línea evasé, confeccionada en crepe de seda natural, incorpora una ligera sobrecola extraíble. Mery ha completado su look nupcial con un sutil velo de tul en seda natural. El vestido ha sido elaborado en el Atelier de Rosa Clará con un trabajo de excepcional técnica y artesanía.

Tras la ceremonia, la novia ha cambiado de vestido y también ha confiado en la diseñadora Rosa Clará.

El enclave

La Fortalesa, en Pollença, ha sido el lugar escogido por una pareja que lleva casi catorce años juntos. La finca está situada en una parcela de 87.350 metros cuadrados, con terrazas (1.427 metros cuadrados), jardines (1.100), piscinas, calas privadas y helipuerto. Además de siete casas que suman en total 17 dormitorios.

La fortificación construida en 1628 para defender la península de Pollença de las incursiones berberiscas ha sido de otras bodas de deportistas. El pasado 20 de junio, el futbolista galés del Real Madrid se casó allí con Emma Rhys-Jones. Antes lo hicieron el jugador de baloncesto mallorquín Rudy Fernández y la modelo Helen Lindes.

Además, La Fortalesa fue una de las localizaciones mallorquinas que aparecen en «Turn it up Charlie», la primera serie de Netflix grabada en la Isla.

El menú 

El ágape ha corrido a cargo del restaurante madrileño Tatel, del que Rafael Nadal es socio. Los mallorquines Maca de Castro y Santi Taura han sido los chefs del menú de la boda.

Los invitados

Ante una inmensa expectación los invitados de la boda de Rafa Nadal y Mery Perelló han llegado a la finca de La Fortalesa, en Mallorca, sobre la una del mediodía, llegando la mayoría de ellos en autobuses o coches blindados. Sin embargo, hemos podido confirmar algunas de las presencias que venían sonando fuerte estos días.

Unos de los primeros invitados en llegar a la boda han sido los Reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, quienes siempre han transmitido su cariño por el tenista español acompañándolo en sus torneos más importantes y cómo no podía ser de otra manera, estando presentes en uno de los días más importantes de su vida.

También ha sido mucho los compañeros que han querido estar a su lado, como Feliciano López, acompañado de su mujer Sandra Gago y quienes celebraron su enlace el mes pasado; su entrenador Carlos Moyá y su esposa Carolina Cerezuela, David Ferrer y su mujer Marta Tornel, o Marc López.

Tampoco se han perdido el enlace Albert Costa, capitán del equipo español de Copa Davis, o el tenista argentino Juan ‘Pico’ Monaco, que llegaba acompañado de la modelo Diana Arnopoulos.

El millonario Richard Miller también ha acudido a la celebración, igual que numerosos rostros de la política o los negocios de nuestro país. Otro de los nombres que suenan con fuerza es el de su compañero como socio de Tatel, Enrique Iglesias, sin embargo no podemos confirmar su presencia debido a que no ha fotografías en su entrada por la intimidad que permite el lugar elegido.

Sin móviles y con un amplio dispositivo de seguridad

Por expreso deseo de los novios, los invitados no han podido llevar móviles. «Queremos recordaros que no queremos que los móviles estén presentes en nuestra boda. Cuando lleguéis a la finca, se tendrán que dejar al personal de seguridad. Podréis tener acceso a vuestros móviles en todo momento y estarán ubicados en una habitación exclusivamente para su uso. Cualquier cosa que necesitéis, el equipo de la organización os ayudará. Muchas gracias. Maria Francisca y Rafa», han recordado los protagonistas a sus invitados con carteles situados en los minibuses.

Por otra parte, la Guardia Civil de Tráfico ha controlado el acceso de la carretera de Formentor y la Policía Local el acceso a la base desde la calle Formentor y desde la circunvalación.

Ausencias

Entre las ausencias más destacadas, las del tenista suizo Roger Federer y la del jugador de baloncesto Pau Gasol.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.