Las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí, por enésima vez cerradas

Enésimo cierre de Can Pere Antoni (Foto: Archivo)
Enésimo cierre de Can Pere Antoni (Foto: Archivo)

El Ajuntament de Palma ha cerrado este lunes las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí por un vertido de aguas mixtas: pluviales y residuales. El consistorio está a la espera de las analíticas de las muestras de agua ya que la lluvia ha provocado vertidos en el Torrent Gros y en la estación impulsora del Baluard del Príncep.

Por otro lado, Cort ha informado que las playas de s’Arenal y Cala Major se han abierto con bandera amarilla a consecuencia de las condiciones meteorológicas y el estado del mar.

A la espera de la solución 

Sobre los enésimos cierres de las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí, Cort asegura que la «falta de capacidad de la depuradora del Coll d’en Rebassa cuando se producen lluvias» es la causante de esta situación, un problema que añaden que se podrá corregir con la construcción del colector interceptor y el tanque de recepción de agua que ejecuta Emaya.

Hasta este lunes, la última vez que Cort se vio obligado a cerrar ambas playas tuvo lugar el pasado martes 15 de octubre.

«Hartos de que cada vez que caen dos gotas tengan que cerrar las playas»

La Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma solicitó este pasado verano al alcalde de Ciutat, José Hila, la implantación de medidas «inmediatas» para evitar los vertidos de aguas residuales en las playas de la ciudad. La entidad instó al primer edil a «dejar de hacer el ridículo»por lo que consideran una «mala gestión» de las aguas y un «fracaso» de la política ambiental del consistorio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.