La Dama Blanca, la versión mallorquina de la chica de la curva

En nuestra Isla, la conocida como La Dama Blanca ha aparecido, según los testimonios y el folklore local, en diferentes puntos
En nuestra Isla, la conocida como La Dama Blanca ha aparecido, según los testimonios y el folklore local, en diferentes puntos

La Dama de blanco​ es un espíritu femenino que viste completamente de blanco y que varias fuentes han visto vagar en áreas rurales asociadas con alguna leyenda local de trasfondo trágico, siendo la pérdida de una hija o la traición sentimental la más recurrente. También existen leyendas en las que aparece como el fantasma de una mujer que había vivido una vida demasiado difícil o cruel. Al igual que la mayoría de estas historias, no tiene un origen definido y está dispersa por una extensa área geográfica. Aunque hay muchas versiones del relato, todas coinciden en que gente viajando en vehículo se encuentra con autoestopista que luego desaparecen sin explicación alguna, generalmente en el propio vehículo en movimiento.

La leyenda circula desde hace siglos, y ha ido adaptándose a los cambios en el sistema de transporte. En las versiones más antiguas, la joven paraba a los jinetes para que la subieran al carruaje. En nuestra Isla, la conocida como La Dama Blanca ha aparecido, según los testimonios y el folklore local, en diferentes puntos. Aprovechando esta semana de misterio, en Mallorca Confidencial le proponemos conocer la leyenda y las múltiples variantes de este espectro.

En Palma

Algunos testigos, aseguran haberse encontrado a este ser fantasmagórico en las curvas de Na Burguesa, en concreto en la carretera del Puig d’es Caragol. Otros, más mayores recuerdan su aparición en las antiguas curvas que había en la carretera de Palma-Manacor.

En Marratxí 

Probablemente, una de las versiones más extendidas sitúan a La Dama Blanca en Son Caulelles, una posesión mallorquina ubicada entre Sa Cabaneta y Portol. La presencia ha sido vista vagando en el pinar de la finca, como una sombra clara y volátil. Cuentan que siempre que alguien la ve, una persona del pueblo muere.

En Sineu 

La leyenda que se cuenta en Sineu tiene lugar una noche, cuando un conductor recogió a una autopista mientras iba dirección a un edificio militar en Puntiró. En un momento dado, la chica salvó al hombre de tener un accidente mortal. Presa del pánico, salió del coche. Se giró para dar las gracias a su acompañante por su providencial aviso. Para su sorpresa, allí no habia nadie. Tampoco por los alrededores. Estaba solo.

Cuentan que el hombre fue a la Guardia Civil para denunciar lo acontecido. Tras dar la descripción de la misteriosa chica, los agentes comproboran que las características coincidian por completo con las de una joven que había muerto hacía seis años en un accidente de circulación en la misma curva de Puntiró.

Nuestras otras historias de misterio… 

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.