Dan por desarticulado el primer grupo español de los ‘United Tribuns Nomads’

La Policía Nacional da por desarticulado el primer capítulo español de la banda ‘United Tribuns Nomads’, que presuntamente se dedicaba a controlar el tráfico de drogas en Mallorca, tras una operación con Europol y la BKA alemana que se ha saldado con la detención de 16 personas, entre ellas su líder Stefan Milojevic, hijo del que fuera jugador del RCD Mallorca y entrenador del Atlético Baleares, Gora Milojevic.

El operativo se desarrolló este jueves en Mallorca, Catalunya y Valencia. Se han registrado 18 inmuebles, fincas y locales, incluida la sede (‘clubhouse’) de la banda, y se ha localizado un laboratorio de speed y ketamina.

La Policía mete a un detenido en el coche policial durante la operación contra los ‘United Tribuns’

Más de 1.700 miembros en todo el mundo

La Policía ha indicado que esta rama española, de reciente fundación, «forma parte de una amplia estructura internacional», con los capítulos ‘United Tribuns World’, ‘United Tribuns Nomads’ y las ramas de EE.UU., Alemania, Austria, Bosnia, Bulgaria, Dinamarca, Francia, Italia, Suiza, Tailandia y Turquía.

Según la Policía, la organización cuenta con más de 1.700 miembros en todo el mundo, «vinculados al tráfico de drogas, a la explotación de mujeres para la prostitución y al ajuste de cuentas con bandas rivales».

Presuntamente, los miembros del grupo controlaban la seguridad de locales de ocio, clubs de alterne y fiestas clandestinas para facilitar el tráfico de drogas en esos ambientes. Los investigadores creen que la banda ocupó el lugar en la Isla de los ‘Ángeles del Infierno’ tras su desintegración.

La Policía sospecha que la organización blanqueaba los beneficios procedentes de sus actividades ilícitas mediante un entramado empresarial dedicado a proporcionar a los miembros contratos y nóminas fraudulentas.

Leer Más: El líder de la banda detenida, hijo de un exjugador del Mallorca

Inauguración del ‘Clubhouse’ en Mallorca

La investigación se inició con la inauguración del ‘Clubhouse’ de ‘United Tribuns Nomads Spain’ en Mallorca. Según la Policía, la organización criminal funcionaba bajo la apariencia de legalidad de una asociación legalmente constituida, con jerarquía piramidal y estética (rituales, chalecos de cuero, parches militares, tatuajes, etc.) similar a la de conocidas bandas moteras.

Los miembros del grupo en Mallorca contaban con múltiples antecedentes por delitos violentos y contra la salud pública. La mayoría se dedicaban a ejercer labores de seguridad los locales de ocio y prostíbulos de la isla.

Tras la creación del primer capítulo en Palma se han ido sucediendo la creación de otros grupos de simpatizantes (‘supporters’) a lo largo de la Península, con un crecimiento exponencial. Los investigadores detectaron la expansión del grupo en Barcelona, Lleida, Girona, Madrid y Tenerife, y la puesta en marcha de un futuro grupo en Valencia.

La Policía sostiene que parte del lucro económico de la actividad delictiva se destinaba a financiar acciones dentro de diferentes grupos vinculados con la extrema derecha radical y violenta, concretamente, relacionados con grupos ultra deportivos de fútbol y organizaciones neonazis.

Enfrentamientos violentos con otros grupos 

La Policía Nacional ha informado también de que el control del territorio y locales por parte del grupo, principalmente en la zona del Arenal de Mallorca, les llevó a la rivalidad con otras tribus urbanas que operaban en la Isla, con enfrentamientos violentos con el fin de imponer su monopolio sobre el negocio de la droga.

A medida que el asentamiento de los ‘United Tribuns’ en Mallorca se fortalecía, se atrevieron a robar a otras organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, mediante la modalidad conocida como ‘vuelcos’: los integrantes de la organización se hacían pasar por agentes de Policía para detener y apropiarse del envío de drogas controlado por grupos rivales.

Para intimidar a las bandas rivales, contaban con pistolas detonadoras modificables para hacer fuego real, compatibles con más de cien cartuchos del calibre 9 milímetros parabellum que han sido intervenidos en el marco de la operación. Además, durante los registros se ha localizado diverso equipamiento policial, como placas de Policía Nacional y de Guardia Civil y uniformes de Policía Local.

También se han intervenido balizas GPS que supuestamente utilizaban para controlar los movimientos de las organizaciones rivales, táser y un sacabombines para la apertura de puertas.

Stefan y Goran Milojevic
Stefan y Goran Milojevic

Localizado un laboratorio de ‘speed’ en un trastero

Durante los registros practicados fue descubierto un laboratorio de ‘speed’ y ketamina oculto en el trastero utilizado por una de las personas de mayor confianza del líder de la banda. A esta persona se le ha incautado una gran cantidad de productos químicos, y alrededor de un kilogramo de cocaína.

Se cree que el grupo obtenía los productos necesarios para la elaboración de las drogas de síntesis desde países de centro-Europa, desde donde los importarían mediante el uso de transportistas a sueldo.

Así, fruto de la cooperación internacional fue posible detener el envío de 1,5 litros de un líquido con principio activo de anfetamina con destino a Palma, cantidad que se suma a la de otro litro descubierto durante los registros. Asimismo les fue intervenido 1 kilogramo de cocaína y una importante cantidad de cajas de anabolizantes.

Durante la práctica de registros también fueron desmanteladas plantaciones de marihuana, el hallazgo de varios kilogramos de cogollos ya recogidos, envasados y preparados para su venta así como varias lámparas previstas para la instalación de un nuevo punto de cultivo.

Intensa actividad en las redes sociales

La Policía ha explicado que la organización se caracterizaba por una enorme actividad en las redes sociales, a través de «cuantiosos perfiles creados ‘ad hoc’ para la difusión de sus postulados radicales».

En estas cuentas públicas se detectaron numerosas vinculaciones que mantenían los miembros de la banda con otras organizaciones extremistas neonazis de ámbito nacional e internacional.

La actuación policial llevada a cabo se ha desarrollado en el marco de la Estrategia Nacional contra el Terrorismo y los Extremismos Violentos, bajo la supervisión del Juzgado de Instrucción número siete de Palma.

Una de las principales características de la organización era su enorme actividad en las redes sociales, a través de cuantiosos perfiles creados ad hoc para la difusión de sus postulados radicales.

En estas cuentas públicas se detectaron numerosas vinculaciones que mantenían muchos miembros de la misma con otras organizaciones extremistas neonazis de ámbito nacional e internacional.

La actuación policial llevada a cabo se ha desarrollado en el marco de la Estrategia Nacional contra el Terrorismo y los Extremismos Violentos. Además, el dispositivo contó con la colaboración de Europol, que trasladó dos oficinas móviles y analistas, así como con la asistencia de la BKA alemana.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.