La portada en la que Muhammad Ali se convirtió en Sant Sebastià

Cassius Marcellus Clay Jr, posteriormente conocido como Muhammad Ali, es sin duda uno de los mejores deportistas de la historia. Su legado va mucho más allá de sus campeonatos, sus míticos combates ante Sonny Liston, Joe Frazier y George Foreman o de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de México en 1968. El boxeador dejó huella en varias generaciones hasta convertirse en una de las personas más influyentes del siglo XX. 

El canal ‘Vamos’, de Movistar +, emite durante este mes de enero un documental que narra la historia de la extraordinaria vida de Muhammad Ali y su ascenso desde humildes comienzos hasta convertirse en una de las caras más conocidas del planeta.

Un mártir como Sant Sebastià

En un momento dado, ‘Yo soy Ali’ (I Am Ali) recuerda la portada que el estadounidense nacido en Kentucky protagonizó para la revista Esquire en abril de 1968. En aquellos momentos, el boxeador era noticia no solo por sus triunfos sino también por su negativa para incorporarse a las fuerzas armadas de su país en pleno desarrollo de la guerra de Vietnam.

Cabe recordar que aquello terminó con sus licencias para boxear canceladas y fue despojado de los títulos de la AMB y NYSAC. No volvería a pelear en tres años y medio. Hasta ese momento tenía un récord de 29 victorias sin derrotas, 22 de ellas por nocaut.

Regresando a la portada, señalar que fue obra de George Lois. El diseñador tuvo la idea de recrear el martirio de San Sebastià, patrón de Palma, en la persona de Cassius Clay/Muhammad Alí y encargó el trabajo a un colosal fotógrafo: Carl Fischer.

Portada de Esquire con el boxeador como Sant Sebastià
Portada de Esquire con el boxeador como Sant Sebastià

Lois quería presentar a Alí, recién convertido al Islam, como un mártir del militarismo. En un principio, el boxeador rechazó su propuesta si bien más tarde cambió de opinión con la condición de que no perjudicara a su fe musulmana.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.