Avisan a las instituciones de la Isla: «Los animales no votan, nosotros sí»

Un gato callejero descansa sobre una moto aparcada en la calle
Un gato callejero descansa sobre una moto aparcada en la calle

Nuevo caso de desencuentro entre defensores de los animales y las instituciones de la Isla. Ahora es el Ajuntament de Marratxí quien da la espalda a los animalistas y hace oídos sordos a sus reclamaciones e intenta aprobar una ordenanza que supondría un exterminio de gatos en dicho municipio mallorquín. El equipo de gobierno -formado por PSIB, MÉS e IDMA-PI- pretende limitar el número de las colonias a 15 felinos, y el resto trasladarlos a Natura Parc (donde estarían sentenciados a muerte) y sacrificar a los que estén enfermos, entre otras medidas drásticas.

El nuevo reglamento reglamento también establece que los responsables de las colonias deberán hacerse cargo de los gastos veterinarios y de esterilización. Por ello, los animalistas piden, a través de change.org, firmas para evitar lo que denominan como «una masacre de gatos».

«Se ha puesto de moda en Baleares que animal que molesta, animal que es sacrificado»

El conocido activista en defensa de los animales en Baleares, Guillermo Amengual, que está ultimando la puesta a punto de un nuevo partido político que será la alternativa política para defender a los animales, las personas y luchará contra el cambio climático, estalla contra las instituciones de Mallorca: «Es una vergüenza que pretendan aprobar reglamentos u ordenanzas cuando no se tiene ni idea y no se escucha a las personas que se dejan su tiempo y dinero en cuidar a los animales. Se ha puesto de moda en Baleares que animal que molesta, animal que es sacrificado«.

Amengual añade que «en lugar de ‘Mallorca, amiga de los animales’, debería llamarse ‘Mallorca, amiga del gatillo fácil contra los animales’. En lugar de perseguir a los animales de las colonias, deberían poner fin a la venta de animales en redes sociales y entre particulares, que es uno de las grandes problemas  de Baleares. Si los políticos no escuchan nos tendrán enfrente«.

Exige que se condecore a los perros policía

Además, Amengual arremete contra la pésima gestión de Cort en relación al trato a los tres perros policía que tras suprimir la unidad canina de la policía local, primero fueron enviados a Son Reus y posteriormente acabaron en la unidad montada de Bellver.

«Exigimos que se condecore como se merecen a los tres perros policía tras su trabajo hacia la ciudadanía de Palma y se les busque un hogar donde pasar sus últimos años de vida«, sentencia.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.